REAL VALLADOLID

Sergio González: "No por tener prisa nos salvaremos más rápido"

El técnico del Real Valladolid valoró la capacidad de su equipo de rehacerse ante el Getafe tras "una de las peores primeras partes del año".

Sergio González: "No por tener prisa nos salvaremos más rápido"

El empate conseguido por el Real Valladolid contra el Getafe sitúa a los blanquivioletas un poco más cerca del objetivo de la salvación. Por ello, para su entrenador, Sergio González, "es muy bueno", y más después de que las buenas sensaciones que dejó su equipo en el Metropolitano no se vieran refrendadas con un resultado positivo.

El técnico no ocultó que "la primera parte fue una de las peores de este año", dado que se vieron "cohibidos y despistados". "No éramos el equipo que queremos ser. Lo mejor que nos ha pasado es el empate. No salimos con la misma frecuencia que el Getafe, pero hemos sabido rectificar y en la segunda parte hemos igualado más la balanza hasta competir al mismo nivel e incluso tener opciones de ganar", desgranó Sergio.

El cambio llegó después de decirse "cuatro o cinco verdades" al descanso y de analizar situaciones a mejorar, como los "dos o tres rechaces" en la jugada embarullada en la que Mata supo "definir bien" y adelantar a los azulones. Así, "el empate fue vital, como cuando te van a poner una multa y luego te advierten y te dejan pasar", ejemplificó el catalán. "Nos sirvió para darnos cuenta de que teníamos otros 45 minutos para resarcirnos", agregó el entrenador.

Lejos de querer entrar en polémicas con Bordalás, que dijo que "claramente no es penalti" la acción de Djené sobre Ünal, Sergio González comentó que este aseguró que sí había sido. En lugar de incidir en si lo fue o no, prefirió recordar que una de las claves de la permanencia será la paciencia: "Teníamos la sensación de que si ganábamos lo haríamos, y no por tener más prisa avanzas más rápido. Vamos a salvarnos cuando tengamos que hacerlo".

Con todo, el técnico blanquivioleta no quiso poner paliativos de ningún tipo ni tampoco escudarse en el calor para lo sucedido, después de que a la hora de inicio del choque se registrasen 34 grados. "El calor no ayuda a que se vea un buen espectáculo, pero era para los dos equipos y ellos han salido con la frecuencia necesaria. No sirve de excusa, aunque la sensación no era la mejor para hacer un buen partido de fútbol", lamentó.