BARCELONA

Arthur, el quinto centrocampista

Después de Vidal, Rakitic también pasó por delante de él en Sevilla. Setién está frío con el brasileño en las salas de prensa y en el campo y el futuro del jugador sigue sin estar claro.

Arthur, el quinto centrocampista
David Ramos Getty Images

Arthur Melo (1996) ha jugado 120 minutos desde que el Barça reinició LaLiga en Mallorca el sábado 13 de junio. Le han superado Arturo Vidal (152'), Sergio Busquets (222') e Ivan Rakitic (224'). Sólo mejora los 86 minutos de De Jong, aunque con asterisco. El holandés, con una sobrecarga en el aductor derecho, no pudo jugar ante Leganés y Sevilla. En cualquier otro caso, también estaría por delante. A día de hoy, Arthur es el quinto centrocampista en las preferencias de Setién, un escenario inesperado antes del reinicio de la competición porque el brasileño venía de hacer un buen partido en el Bernabéu, pero allí se había lesionado en un tobillo.

Arthur, que durante el confinamiento emitió un comunicado para posicionarse y asegurar que su único deseo es seguir en el Barça la próxima temporada, ha bajado escalones en las preferencias del entrenador cántaro. Vidal y Rakitic, mucho más veteranos que él, han empezado con mejores sensaciones físicas y han jugado los partidos más 'incómodos' en los que se supone juegan los hombres de confianza de los técnicos. Malas noticias para el brasileño, que en Sevilla tampoco brilló. Resultó especialmente sorprendente su rechazo a poner el balón desde la banda derecha, en dos o tres situaciones claras de centro, por la obsesión de conservar la posesión cuando el área estaba poblada de jugadores del Barça, Piqué incluido, en las últimas acciones del partido. De los 38 pases que Arthur dio en el rato que estuvo ante el Sevilla, sólo diez fueron hacia delante. Se le reprocha su excesiva horizontalidad y su falta de asunción de riesgos, sorprendente en un jugador que tiene visión de juego y que puede dar últimos pases como demostró el año pasado en tremendas asistecias como la que dio a Rakitic en la Copa ante el Sevilla.

Pero más allá del poco protagonismo del brasileño, que sí podría ser titular contra el Athletic el martes, ha sorprendido también la frialdad de Setién con él en la sala de prensa. Frente a la convicción del jugador en seguir de azulgrana la próxima temporada, entre otras cosas porque tiene contrato en vigor, el entrenador se ha posicionado del lado del club, que quiere incluirlo en una operación de intercambio de jugadores. Setién no ha sido rotundo e implícitamente ha dejado caer que Arthur no es imprescindible. Ha manifestado que cuenta con todos los jugadores pero no ha profundizado en un asunto que tiene fondo. La Juventus sigue interesada en él pero, sobre todo, el Barça está interesado en hacer negocio con el jugador e incorporar un centrocampista. Pjanic es el preferido y Fabián, el sueño prohibido de Setién. El asunto es saber si Arthur cambia de opinión de persistir su falta de protagonismo, al menos prioritario, en el equipo o, por el contrario, abre la puerta a una salida.