REAL MADRID

Ramos sólo sufre un golpe

Los médicos del Madrid descartan que sufra una lesión grave en la rodilla. Ni siquiera se le hicieron pruebas radiológicas. Descansará ante el Mallorca.

El Real Madrid respira aliviado con Sergio Ramos. Después de ver este domingo al capitán blanco abandonar el terreno de juego de Anoeta cojeando y con gestos de dolor después de un aparatoso choque con Isak en la rodilla, el madridismo tembló temiendo una lesión seria que pudiera dejarle fuera de la pelea por LaLiga. No es habitual ver al sevillano pedir un cambio. Pero este lunes, las noticias son positivas y tranquilizadoras. Lo de Ramos ante la Real Sociedad sólo es un fuerte golpe en la rodilla izquierda. Los médicos del club han descartado que tenga una lesión grave en la articulación; ni siquiera se han necesitado pruebas radiológicas.

Este lunes, Ramos sigue teniendo molestias. Lo lógico es que, conociendo lo poco que le gusta a Zidane arriesgar a sus jugadores y sobre todo en este tramo final de la temporada con partidos cada 72 horas, el capitán descanse este miércoles contra el Mallorca para estar en plenitud el domingo contra el Espanyol. Sin embargo, con Sergio todo es posible. Siempre quiere estar disponible y ahora, con LaLiga en juego, más aún si cabe.

Tras ser sustituido por Militao en el minuto 60, Ramos fue atendido en la grada de Anoeta por los médicos del Real Madrid e inmediatamente le pusieron una bolsa de hielo en la articulación afectada para que remitiera la hinchazón. El dolor no le impidió que se mantuviera junto a los suplentes hasta la finalización del partido, animando a sus compañeros consciente de que una victoria, como así sucedió, devolvería al Madrid el liderato. “Ahora no está bien”, dijo Zidane después del partido. Pero la revisión a la que se ha sometido el camero este lunes ha hecho que el entrenador francés se quite un peso de encima: lo de Ramos sólo fue un susto.