MÁLAGA

1x1 del Málaga: otro suspenso colectivo

Tete Morente, Sadiku y Luis Muñoz pusieron algo de luz en un encuentro horrible de los de Pellicer. El nivel del equipo en todas sus líneas sigue siendo deficitario. Urge una reacción.

1x1 del Málaga: otro suspenso colectivo
PACO RODRIGUEZ DIARIO AS

Munir: El portero del Málaga estuvo seguro y respondió con solvencia en casi todas las acciones en las que le exigió el Extremadura, a excepción del gol.

Ismael Casas: El canterano fue de lo más potable del equipo. Cumplió defensivamente y también se dejó ver en alguna ocasión en ataque. Se ha hecho con el puesto.

Lombán: Cumplió en muchas de las acciones, pero sufrió más de lo deseado con Álex Alegría. Ha regresado a la competición lejos del buen nivel que tenía antes del confinamiento.

Diego González: El gaditano también ha vuelto lejos de su mejor forma. Falló con estrépito ante el Huesca y no fue el de sus mejores días frente al Extremadura.

Juankar: Su partido queda marcado por la incomprensible falta que acabó costando el empate. Más allá de ese error defensivo, su presencia en ataque, una jornada más, fue muy pobre.

Luis Muñoz: El equipo acusó su salida del terreno de juego por problemas musculares. Acabó con una sobrecarga en su pierna izquierda y Pellicer desveló que “posiblemente” no estará en Lugo.

Tete Morente: Una jornada más, fue el mejor jugador blanquiazul. El gaditano asistió a Sadiku en el 1-0. En la segunda parte, como el resto del equipo, fue a menos. Será baja por contrato en Lugo.

Adrián: Está lejos de su mejor nivel. Poca presencia en defensa y en ataque. Otro mal partido del capitán, que no anda nada fino físicamente.

Juanpi: Sólo se le pueden rescatar varios detalles en todo el partido. Como sucede con Adrián, la falta de opciones en la plantilla le mantienen en el once, pero su nivel está muy por debajo de lo que debe exigírsele.

Hicham: Pellicer destacó la profundidad que aportó el marroquí en la primera parte. Pero también estuvo muy por debajo de lo que debe dar. No aprovechó su oportunidad.

Sadiku: No es el Sadiku de hace unos meses, pero tuvo una ocasión y la metió dentro de la portería. De lo poco rescatable de un equipo a la deriva y sin rumbo. El albanés suma ya 12 goles.

Boulahroud: Sus limitaciones son obvias, pero estuvo voluntarioso y aplicado en la medular. Cumplió igual que en Tenerife. Aprobado.

Buenacasa: No hay ni rastro del delantero. Una jornada más sustituyó a Sadiku pero su aportación fue nula.

Luis Hernández: Muy mermado físicamente, entró en el 85’ y no tuvo tiempo para dejarse ver. Su presencia en Lugo es una incógnita.