SEVILLA-BARCELONA

El 4-2-3-1, opción para Setién en Sevilla con Vidal liberado

La ausencia de Frenkie de Jong podría modificar el plan inicial. El doble pivote Busquets-Rakitic liberaría al chileno y ayudaría a los laterales para tapar a Navas y Reguilón.

El 4-2-3-1, opción para Setién en Sevilla con Vidal liberado
Alberto Estévez EFE

La ausencia de Frenkie De Jong, reservado por sus problemas en el gemelo derecho, abre una puerta a que Setién matice su dibujo en Sevilla. El cántabro tiene la opción de jugar esta noche en el Sánchez Pizjuán con un 4-2-3-1 que ‘resucitaría’ el doble pivote de Busquets y Rakitic. Eso liberaría a Arturo Vidal en una posición de guardaespaldas de Messi en la que quedaría liberado de corsés tácticos. Caótico en su juego como es el chileno, sería una manera de asentar al equipo y dar libertad también a Messi, Griezmann y Suárez.

Setién ya anunció a su llegada que se verían novedades tácticas en el equipo, pero la primera salió mal. El 3-1-4-2 que planteó en sus tres primeros partidos resultó un fiasco. Ese miniciclo terminó con derrota en Valencia (2-0). Desde entonces, volvió al 4-3-3 que venía utilizando Valverde. Sin embargo, el Txingurri, que utilizó el 4-4-2 con éxito en su primera temporada, también probó el 4-2-3-1 en la última media hora ante el Inter de Milán esta temporada en la Champions y el Barça fue capaz de darle la vuelta al partido. En aquel choque, Messi cambió el partido con una última jugada espectacular y se intercambió posiciones con Vidal, que corrió por el argentino y ocupó los espacios que dejaba libre el crack. Setién tiene esa opción esta noche. La presencia de Busquets y Rakitic en el mediocentro, además, le permitiría tapar las subidas de los laterales del Sevilla, Navas y Reguilón, con continuas coberturas.