ATLÉTICO DE MADRID

Costa, verdugo en San Mamés

El punta firmó la primera derrota del Athletic en su nuevo estado en la Copa del Rey en 2014. Dos meses después volvería a marcar para vencer en Liga.

Diego Costa celebra su gol al Athletic en Copa del Rey.
RAFA RIVAS AFP

Diego Costa tiene su nombre grabado en la historia de San Mamés, aunque no sea de buen recuerdo para la afición del Athletic. Los leones estrenaron su nuevo estadio el 16 de septiembre de 2013 derrotando al Celta por 3-2 y desde entonces convirtieron su campo en un fortín, con 10 victorias y dos empates en sus 12 primeros partidos... hasta que llegó el Atlético y Diego Costa. 

El equipo rojiblanco se había impuesto por 1-0 en el Vicente Calderón en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey con un tanto de Godín, pero el Athletic se apoyaba en su fuerza como local para dar la vuelta a la eliminatoria. El 29 de enero de 2014 el tanto de Aduriz para abrir el marcador levantaba al estadio y hacía creer en poder ver caer a un Atlético que ya ponía la velocidad de crucero en una histórica temporada que acabaría con el campeonato de Liga y la disputa de la final de la Champions. 

Sin embargo los de Simeone, apoyados en un gran Courtois en la portería, dieron la vuelta al marcador en primera instancia a partir de un gol de Raúl García, hoy local en San Mamés, y con el tanto de Diego Costa en el minuto 85 sentando a Iago Herrerín en el mano a mano para sentenciar la eliminatoria y robar el primer triunfo de la nueva catedral. Más de cuatro meses después de su estreno, el Athletic caía por primera vez como local y era ante un Atlético que volvería a repetir la jugada poco después con un triunfo vital para las aspiraciones del título. 

Mismo guion en Liga

Si el Atlético fue el primer equipo en ganar en San Mamés, el primero en hacerlo en Liga fue el Espanyol el 16 de febrero de 2014 en la jornada 24. Pero el segundo que pudo conseguir lo que por entonces era una gesta volvería a ser el Atlético, en la jornada 31 remontando de nuevo el partido y consiguiendo un triunfo a la postre capital para ganar el título. Y como no con Diego Costa protagonista en el encuentro, en este caso para empatar el tanto inicial de Muniain. 

El hispanobrasileño recibió de Koke y superó esta vez a Iraizoz definiendo a la perfección después de volver a dejar patente su potencia en carrera aventajando de nuevo a toda la zaga con un estado de forma extraordinario, el mejor de su carrera. Sería el propio Koke el que pondría el segundo para hacerse con los tres puntos y comenzar a soñar ahora sí con todas las fuerzas para acabar consiguiendo un hito histórico con el título de Liga alcanzando los 90 puntos. En el partido de ida el Atlético había ganado por 2-0 con otro gol de Diego Costa, el gran verdugo del Athletic esa temporada. 

Desde su regreso al Atlético, el '19' ha vuelto a verse las caras con el equipo bilbaíno cuatro veces, marcando un gol y con un balance de tres victorias y una derrota, la cosechada la pasada temporada en San Mamés. Ahora vuelve al feudo del Athletic como titular, después de demostrar en los entrenamientos un gran estado de forma pese a la pandemia de coronavirus y con ganas de demostrar que todavía tiene mucho que dar al club rojiblanco, empezando por un estadio que no tendrá a su gente, pero que no podrá olvidar el nombre de Diego Costa.