NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SEVILLA 2-BETIS 0

Poco ruido y mucho Sevilla

Un gol y una asistencia de Ocampos resuelven una reapertura de LaLiga que se desequilibró con el polémico penalti señalado por Mateu Lahoz a Bartra.

Actualizado a

LaLiga regresó con un derbi sevillano que, de nuevo esta temporada, cayó del lado sevillista. Ocampos, duda hasta última hora, se erigió en protagonista en un partido en el que los de Lopetegui no dieron opciones a sus adversarios desde el inicio del mismo.

Las sorpresas comenzaron nada más conocerse las alineaciones. En el Sevilla, como cabía esperar, Ocampos llegó a tiempo, pero lo que casi nadie imaginaba es que Banega se quedara en el banquillo. En el Betis, mientras, los rumores de los problemas físicos que arrastraban Edgar, William Carvalho y Joaquín se confirmaron cuando se hizo oficial que ninguno de los tres partiría en el once inicial.

La primera mitad tuvo un claro color sevillista. La mejor muestra es que el Betis no contabilizó ni un tiro en la portería de Vaclik en los 47 minutos que duró el primer acto. El Sevilla, mientras, no tardó en avisar. Si Ocampos tenía molestias no se notaron lo más mínimo cuando a los 10 minutos soltó un latigazo que se estrelló en la escuadra de Joel Robles. El argentino abrió y cerró las ocasiones del primer tiempo, puesto que la última jugada del mismo fue una contra que acabó con un tiro lejano suyo que Joel repelió. También tuvieron la oportunidad de abrir el marcador en sus cabezas Koundé y De Jong, pero sus remates se marcharon fuera por muy poco.

El Betis, mientras, cortocircuitaba en el centro del campo y no hallaba los caminos para que Tello y Fekir hallaran los espacios a la espalda de Navas y Reguilón. Todo lo contrario, puesto que los laterales sevillistas se sumaron con facilidad al ataque y no sufrieron demasiado en defensa. El Sevilla se marchaba a los vestuarios lamentando su falta de puntería. El Betis, en cambio, respiraba.

Pero el único cambio que iba a haber en la segunda mitad es que el Sevilla encontraría el camino del gol. El marcador se abrió con polémica, puesto que los jugadores béticos protestaron con vehemencia el penalti señalado a Bartra por un codazo a De Jong. Mateu Lahoz no vaciló lo más mínimo y Ocampos transformó la pena máxima engañando a Joel. El argentino se marchó al parón goleando y volvió de la misma forma.

El castigo al Betis iba a aumentar sólo seis minutos después. Otra jugada de estrategia del Sevilla, balón que llega al área, taconazo magistral de Ocampos y remate sin oposición de Fernando. El Sevilla espantaba sus fantasmas y el Betis no sabía muy bien cómo estaba dos goles por debajo en el marcador con media hora de partido por delante.

Intentaron acortar distancias los de Rubi pero entre que la pólvora de sus atacantes estaba mojada y que el Sevilla se sentía cómodo defendiendo, el marcador no se movió. El Sevilla se llevó su segundo derbi de la temporada y amarra la tercera posición. El Betis, por su parte, prácticamente dice adiós a sus remotas opciones europeas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?