CHAMPIONS

UEFA tantea a Madrid y Barça para jugar en campo neutral

La UEFA consulta a los equipos que tienen pendiente la vuelta de los octavos de la Champions para jugar en una sede única, la misma (Lisboa) elegida para la 'Final a Ocho'.

La UEFA ha informado a los ocho equipos que aún tienen pendiente el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions que estudia la posibilidad de jugarlos en una sede única. La UEFA quiere que los partidos Manchester-Real Madrid, Barcelona-Nápoles, Juventus-Lyon y Bayern Múnich-Chelsea no se disputen en los estadios de los equipos citados en primer lugar, como correspondería, sino que se jueguen en una sede única, como se va a resolver el resto de la competición una vez que se cierren los cuartos de final. El Real Madrid ha sido consultado y ha mostrado su disponibilidad. Se adaptará a lo que fije la UEFA. El Barça, aunque sea a puerta cerrada, prefiere recibir al Nápoles en el Camp Nou.

Según adelanta AS y tal y como ha confirmado este periódico en fuentes de máxima solvencia, los organizadores trabajan en la idea de un formato por eliminatoria directa que permita terminar la Champions entre el 8 y el 23 de agosto, con 11 partidos incluida la final. Quieren concentrarlos todos, también los de vuelta de octavos, en una sede única. Lisboa es la que está en ventaja porque ofrece mejores condiciones fiscales que sus competidoras, sucientes infraestructuras hoteleras, dos estadios cinco estrellas muy próximos y un buen control de la pandemia, lo más importante.

Pero el plan de la UEFA choca con varios inconvenientes. Aunque su argumento principal es que el 'factor campo' quedará anulado al jugarse a puerta cerrada, el Manchester City, el Barça, la Juventus y el Bayern insisten en jugar en sus respectivos estadios. Pero aún así, no lo tienen garantizado, porque la UEFA está en su derecho de cambiar el formato por causas de fuerza mayor y podría obligar a jugar la vuelta de octavos de final en esa sede única para evitar riesgo de rebrotes y contagios por los viajes de los equipos por el continente.

Tal y como ayer avanzó este periódico, el borrador de la UEFA contempla que los cuatro encuentros que faltan por disputarse de los octavos de final se jueguen el fin de semana del 8 de agosto, dos el sábado y otros dos el domingo. Pasadas 48 horas, los ocho equipos clasificados para cuartos de final comenzarán en la misma ciudad la serie eliminatoria. Serán siete encuentros a todo o nada hasta llegar a la final, que se disputaría el domingo 23 de agosto.