Girona

Un problema menos para el Girona: no tiene apercibidos

Toda la plantilla, menos Álex Gallar, está al menos a tres tarjetas de perderse un partido por sanción

Un problema menos para el Girona: no tiene apercibidos
Eddy Kelele

Dijo el martes Stuani que este tramo final de Liga que se jugará en los próximos dos meses le recordaba a un Mundial. Un torneo corto, intenso y en el que cualquier derrota te puede dejar fuera, en este caso, de la lucha por el ascenso. Y es de suponer, sin arriesgarse demasiado, que más de un futbolista se cargará de amarillas. En el caso del Girona, sin embargo, con un riesgo muy bajo: no hay ningún jugador apercibido de sanción.

 El Girona tendrá dos bajas en el re-debut en Liga ante Las Palmas y las dos serán por sanción. Oliván, porque vio una roja, y Samu Sáiz, que cumplirá ciclo al acumular cinco amarillas. Pero, si no hay expulsiones en el partido ante los canarios, Martí no tendrá ningún sancionado para el siguiente encuentro, el martes 16 ante el Racing. Y no solo eso, sino que tan solo hay un futbolista del primer equipo a dos tarjetas de la suspensión, Álex Gallar. El resto de la plantilla está al menos a tres tarjetas de ser sancionado, lo que le dará a Martí una tranquilidad añadida.

Pero las buenas noticias para los aficionados del Girona no acaban ahí. Cristhian Stuani, la absoluta referencia del equipo, acumula cinco amarillas. En otras palabras, para que el uruguayo se pierda un partido por sanción en lo que queda de curso debería ver cinco amarillas. Las mismas que le han enseñado en los 26 partidos que ha jugado hasta ahora. Los mediocentros, Gumbau y Granell, siempre más susceptibles de ser amonestados, también están en una situación cómoda: Once y siete tarjetas respectivamente.