REAL MADRID

El Real Madrid ya jugó como local en el Vicente Calderón

El conjunto blanco ya jugó en 1994 en el feudo rojiblanco contra el Rayo Vallecano. Ese mismo día, debutó Del Bosque en el banquillo y los merengues se impusieron por 5-2.

Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, ha pillado por sorpresa a más de uno al afirmar que estaría dispuesto a cederle el Wanda Metropolitano al Madrid para que dispute allí lo que queda de Liga, ya que el Santiago Bernabéu se encuentra actualmente en obras. No obstante, lo que pudiera parecer una situación totalmente insólita, en realidad no lo es, pues el conjunto blanco ya conoce lo que es jugar en el estadio de su eterno rival.

Fue en la jornada 28 de la liga 1993/94. Aquel día, el equipo merengue recibió al Rayo Vallecano en el antiguo Vicente Calderón. El Madrid había sido sancionado con la clausura de su estadio porque un aficionado agredió a un juez de línea lanzándole una naranja en un partido de Copa del Rey contra el Tenerife, por lo que se vio obligado a jugar a orillas del Manzanares.

Aquel duelo contra el equipo de La Franja supuso, además, el debut de Vicente del Bosque en el banquillo madridista. Y no pudo empezar con mejor pie el salmantino, pues aquel 12 de marzo de 1994 el conjunto merengue derrotó por 5-2 al Rayo. Un doblete de Prosinecki, otros dos goles de Hierro y otro más de Butragueño ratificaban el triunfo blanco.

El Madrid también jugó en el viejo Metropolitano

Tampoco fue en esa primavera del 94 cuando el Real Madrid compartió estadio por primera vez con el Atlético, sino que hay que remontarse al año 1946. Ese año, el equipo merengue decidió cambiar el antiguo estadio de Chamartín por el nuevo Santiago Bernabéu. El nuevo templo se levantaría sobre una esquina de las esquinas del antiguo y las obras dejaron su hogar impracticable para la práctica del fútbol, por lo que se vio obligado a buscar una solución. Y la encontró cerca de Ciudad Universitaria, en el antiguo Metropolitano.

El Atlético Aviación, tal y como era conocido entonces, accedió sin problemas a ceder su estadio a su gran rival de la capital, aunque con una condición: sus socios podrían acudir gratis a los partidos del Real Madrid. De esta forma, el combinado madridista jugó durante toda la temporada en el feudo colchonero. 

Valencia, Alicante, Málaga y Sevilla también fueron "blancas" por un día

Además de las ocasiones anteriormente narradas, el Madrid tuvo que jugar como local otras cinco veces lejos del Santiago Bernabéu, una en Liga y cuatro en Copa de Europa.

En el campeonato doméstico, el conjunto merengue se desplazó, en 1982, hasta el Rico Pérez de Alicante para vencer por 1-0 a Las Palmas con gol de Camacho. Una lluvia de almohadillas en un duelo frente al Barcelona que terminó con dos madridistas expulsados propició el cierre del Bernabéu durante un partido.

En la máxima competición continental, el Madrid jugó por primera vez en campo ajeno en la temporada 1976/77. En las semifinales de la anterior edición del torneo, en las que los blancos se midieron al Bayern de Múnich, un espectador agredió a Müller y al árbitro del torneo, lo que supuso dos partidos de cierre del Bernabéu: contra el Stal Mielec polaco (victoria del Madrid por 1-0 con gol de Pirri, en Valencia) y contra el Brujas belga (empate a cero, en Málaga).

En 1987, el Madrid tuvo que volver a Mestalla para derrotar por 2-1 al Oporto. El año anterior, se produjo en el feudo blanco una lluvia de objetos. La UEFA sancionó a los merengues con un partido a puerta vacía (contra el Nápoles) y el ya mencionado contra Los Dragones.

El último duelo que los blancos jugaron lejos de Concha Espina fue en 1998. Debido al incidente de la portería caída frente al Borussia Dortmund, el Madrid fue sancionado y tuvo que jugar frente al Inter de Milán en el Sánchez Pizjuán, donde logró vencer por 2-0.