LEGANÉS

El Leganés ensaya por última vez en Butarque atento a Óscar y Siovas

Ambos jugadores, piezas clave de Aguirre, no se ejercitaron con el resto del grupo en la primera sesión de la semana. Habrá partidillo a total puerta cerrada.

El Leganés ensaya por última vez en Butarque atento a Óscar y Siovas
PABLO MORENO LaLiga

El Leganés ensayará hoy (19:00) por última vez en Butarque antes del partido que el sábado (19:30) disputará frente al Valladolid en el mismo escenario en la reentré del campeonato. Javier Aguirre dispondrá de un amistoso entre sus jugadores (sin árbitro, todo en formato entreno) en el que realizará ajustes pensando en Pucela. El técnico estará pendiente del estado de Dimitrios Siovas y Óscar Rodríguez.

Ninguno de los dos se ejercitó con el resto de sus compañeros en la sesión que, ayer, se realizó en la Instalación Deportiva Butarque. En el caso de Siovas es la primera vez que el defensa se ejercita aparte del resto de su compañeros desde que se dio luz verde a la vuelta de los equipos de Primera y Segunda.

Óscar ya había sufrido en días anteriores molestias musculares que hicieron que el cuerpo médico decidiera reservarlo. Es posible que en ambos casos se trate de un problema leve similar. Una medida de cautela ante el corto (e intenso) mini-campeonato que se presentará en las próximas once jornadas. El Leganés no emite partes médicos de problemas leves. 

Ajustes a la pizarra sin testigos

La sesión de ayer era la primera de la semana y también la primera tras descansar el lunes. El domingo el Leganés jugó el segundo de los dos partidillos de adaptación que ya había dispuesto anteriormente Aguirre. Éste, al contrario que el primero, fue a puerta cerrada total.

También el de hoy. Ni siquiera las cámaras de LaLiga y su fotógrafo podrán acceder, prueba de que el técnico mexicano ensayará algunas de las variantes que se podrán ver para su reestreno. Cabe recordar que en anteriores sesiones el técnico ensayó con dos dibujos: el tradicional 5-3-2 y un 4-2-3-1 con disfraz de 4-4-2, el último mecanismo que usaron los pepineros para ganar al Villarreal justo antes del parón por el COVID-19.

Este partidillo también será una forma de adaptación a jugar sin público, la que se supone va a ser normalidad durante buena parte del campeonato.