BARCELONA

La cuenta atrás del Barça (18): así llega Júnior Firpo

Ha jugado menos de lo que se esperaba este curso. Su rendimiento se ha puesto en duda, pero sus números sorprenden. Participó en los mejores partidos del equipo.

La cuenta atrás del Barça (18): así llega Júnior Firpo

Muchos le pusieron la cruz a Júnior Firpo (23 años) en Granada. Nervioso, estuvo desacertadísimo y se fue al banquillo al descanso. El Barça perdió 2-0 en Los Cármenes y el hispano-dominicano fue señalado como uno de los culpables. Júnior ha jugado lo que le ha permitido la lesión de Jordi Alba (1.196 minutos oficiales, 810 de ellos en LaLiga). Lo curioso es que, si bien se ha recordado mucho su descalabro en Granada, se ha hecho menos que ha sido titular en alguno de los mejores partidos del Barça (que no han sido muchos) esta temporada: Borussia Dortmund, Inter, Atlético, Getafe...

Procedente del Betis, del que llegó por 18 millones de euros más 12 en variables (algunas de fácil cumpliento y otras que exigen que juegue 100 partidos de azulgrana), es un jugador de carácter y que cree en sus posibilidades. En el Barça, sin embargo, todavía no se ha terminado de expresar futbolísticamente. Acostumbrado a un sistema que premiaba a los carrileros (precisamente con Setién en el Betis), sufrió en los inicios en la defensa de cuatro. Como es lógico, está en aprendizaje. Júnior sufre en defensa y donde ha hecho fama es en ataque. Sin embargo, ha estado demasiado cohibido. Como muchos de los fichajes que llegan a Can Barça, está obligado a soltarse si quiere triunfar.

  • Centrocampista
  • República Dominicana

Sucede, sin embargo, que nadie le ha dado confianza al cien por cien a Júnior. Ni siquiera el club, que pese a terminar de llegar lo considera un activo y, como tal, puede incluirle en alguna de las operaciones de intercambio que prepara con el Inter por Lautaro o la Juventus por Pjanic. Al jugador todavía no se le ha escuchado. Y él quiere hablar en el campo. Los problemas musculares de Jordi Alba, con quien los doctores querrán evitar riesgos, permiten pensar que Júnior va a tener oportunidades de demostrar cuál es su verdadero potencial.