BARCELONA

La cuenta atrás del Barça: así llega Samuel Umtiti

El francés fue el primer jugador en lesionarse en el post-confinamiento (sóleo de la pierna derecha), pero llega a tiempo y con la confianza que le ha dado Setién.

La cuenta atrás del Barça: así llega Samuel Umtiti
Miguel Ruiz EFE

Samuel Umtiti tiene el dudoso honor de ser el primer jugador del Barça que se lesionó en el post-confinamiento. Una pequeña rotura en el sóleo de la pierna derecha amenazó su regreso en Mallorca, pero se ha recuperado a tiempo y jugará en el Visit Mallorca Estadi este sábado a las 22:00 horas por más que Setién admitiese este viernes que no está al ritmo de sus compañeros. A Umtiti le persiguen las lesiones desde que regresó del Mundial de Rusia con su rodilla izquierda en mal estado. Problemas en el cartílago le llevaron a la clínica Aspetar Qatar, donde se sometió a un tratamiento cuyos resultados fueron tan discutibles que es difícil entender cómo el Barça permitió que Dembélé también fuese allí a recuperarse de su enésima lesión en el tendón del bíceps femoral. Casi dos temporadas después, su estado físico aún genera dudas en el club que, pese a todo, y con Bartomeu en primera persona, decidió ampliarle el contrato hasta 2023.

Valverde dejó una señal con Umtiti. Fue titular en el último partido del Txingurri (Supercopa en Arabia ante el Atlético). Tal vez un símbolo de que a la defensa le hacía falta un punto de agresividad que en ese momento no le estaba dando Lenglet. Porque Umtiti, por las lesiones y por el buen rendimiento del ex sevillista, había jugado sólo 637 minutos en todo el curso con Valverde. Y en apenas doce partidos con Setién, entrenador que le ha demostrado fe desde su llegada, ya lleva 572.

Umtiti, no obstante, todavía está lejos de su mejor nivel. Se ayuda más de las faltas que a su llegada a Barcelona, anticipa menos y, sobre todo, le cuesta completar los 90 minutos a un ritmo alto. Los partidos de Valenca y Madrid le dejaron en evidencia en los últimos minutos. Ídolo de la grada casi desde su llegada por su espectacular rendimiento en el primer año, fue cayendo y pese a que sólo tiene 26 años, ahora hay dudas sobre si es un jugador de futuro en el Barça.