GIRONA

Rivera, sincero: “Estoy mejor mental que físicamente”

Al mediocentro del Girona le está costando volver a arrancar y no esconde que “arrastro problemas físicos en cada entrenamiento y estoy entrenando poco”.

Rivera, sincero: “Estoy mejor mental que físicamente”
Girona FC

Cristian Rivera afronta las últimas 11 jornadas de Liga como una revancha. El mediocentro llegó en el mercado invernal cedido por Las Palmas y los problemas físicos no le dejaron mostrar su mejor nivel. Antes del parón por el COVID-19 solo pudo disputar 73 minutos en Liga de rojiblanco y espera resarcirse ahora. Eso sí, debe tener paciencia porque las molestias no acaban de desaparecer y su participación ante Las Palmas es duda. Le está costando arrancar y no esconde que “estoy mejor mental que físicamente porque arrastro problemas físicos en cada entrenamiento y estoy entrenando poco. Pero el tema mental lo llevo mucho mejor, los dos meses de parón me han servido para despejarme y tomármelo mucho mejor de lo que he estado”.

Rivera llegó a Girona con la ilusión de ayudar al equipo a lograr el ascenso de categoría y ve al grupo preparado para ello: “Cada día mejor, cogiendo más ritmo. Esta semana ya hemos podido estar todo el equipo junto y se ha trabajado un poco la táctica y la estrategia. Estamos llegando al estado óptimo que queremos”. El medio rojiblanco es consciente de que afrontar 11 partidos en un periodo corto de tiempo será duro, pero ve vital contar con una plantilla amplia: “Tenemos esa suerte, todos podemos competir al cien por cien y eso es una gran ventaja ante los otros equipos”. Tras ello, consideró que esta vuelta a los entrenamientos “no es como una pretemporada normal, pero todos los equipos van a estar igual”.

Lograr el ascenso directo es el objetivo actual del Girona y Rivera explicó que “tenemos muy fresca esta temporada, que es la que continua, pero sí podríamos tomárnosla como que empieza una Liga. Da igual lo que se haya hecho hasta ahora, estos 11 partidos son los que cuentan”. Por último, el medio desveló cuáles son los mensajes que les traslada Pep Lluís Martí: “Nos dice que ya estamos ahí. Desde que entrenamos todo el grupo junto ya se está compitiendo y si esperamos a que pite el árbitro el día del partido estamos muertos, que ya vamos perdiendo”.