GIRONA

La pegada de Stuani, un valor seguro en el final de curso

El uruguayo firmó ocho goles en las últimas 11 jornadas la temporada 2017-18 y la pasada hizo cuatro. Ambas fueron en Primera. Este año lleva 23.

La pegada de Stuani, un valor seguro en el final de curso
Girona FC

Uno de los principales motivos por los que el Girona es considerado uno de los grandes favoritos para lograr el ascenso a Primera es porque cuenta entre sus filas con Cristhian Stuani. El uruguayo es el pichichi de la categoría con 23 goles y su voracidad ha catapultado al Girona, de momento, hacia los puestos de playoff. Pero el objetivo del curso no es ese y, a poco menos de dos semanas de reanudar la Liga, la plantilla anhela asaltar los puestos de ascenso directo. Por ello, firmar unos números de récord en las 11 últimas jornadas se antoja crucial para lograrlo. El grupo rojiblanco cree que es posible y una de sus principales bazas será Stuani. El punta es un valor seguro y en los finales de temporada ha demostrado que su pegada no mengua.

Stuani está con ganas por retomar la competición y su mirada está puesta ya en el encuentro ante Las Palmas. El uruguayo apostó el pasado verano por seguir en la entidad rojiblanca para devolver al club a Primera y esa es su máxima preocupación. Es consciente de que en lo que se lleva de curso, el equipo ha dependido en exceso de sus goles, pero no le preocupa. Tampoco le asusta porque tiene mucha confianza en su capacidad goleador y, además, los finales de temporada despiertan su voracidad. Sin ir más lejos, desde que viste la camiseta del equipo gerundense, ha asegurado goles en las últimas 11 jornadas. La mejor sin duda, fue la 2017-18, cuando logró ocho tantos. La pasada, que coincidió con el derrumbamiento del equipo y el posterior descenso a Segunda, hizo cuatro.

Este año, en Segunda, ha superado ya su récord anotador en una temporada, pero quiere ampliar la cifra de 23 tantos que acumula actualmente. Es más, otro de sus objetivos es cazar a Baltazar que, con el Celta la campaña 1986-87, llegó a los 34. Hasta antes del parón por el COVID-19, Stuani marcaba un gol en Liga cada 100 minutos. Sin duda, cuando se reinicie la Liga, muchas de las miradas y esperanzas rojiblancas para ascender seguirán estando sobre él.