ESPANYOL

China prefiere ver los partidos de LaLiga a las cuatro de la tarde

El periodista Yan Xu, del rotativo Titan Sports, traslada la inquietud que sienten los seguidores chinos ante la continuidad en verano del llamado horario asiático.

Wu Lei of RCD Espanyol looks on during the La Liga match between Real Valladolid CF and RCD Espanyol
Angel Martinez Getty Images

Lleva años pregonando Javier Tebas, el presidente de LaLiga, las ventajas que en el mercado asiático, y en especial en el gigante chino, proporcionan los horarios de los partidos que se juegan los sábados a las 13:00 y los domingos a las 12:00 e incluso a las 14:00. No en vano, esa triple ventana se abrió exclusivamente para ellos. Sin embargo, y a raíz de que al Espanyol se le haya adjudicado esa franja por decimocuarta vez esta temporada, para su retorno a la competición ante el Alavés (sábado 13 a las 13:00), surgen voces críticas desde el mismísimo epicentro de China.

Desvela Yan Xu, corresponsal en Barcelona del rotativo ‘Titan Sports’, que “la hora de máxima audiencia para ver el fútbol en China sería el equivalente a las cuatro de la tarde de España (en el país asiático, las diez de la noche)”. En realidad, y aunque hasta ahora apenas se haya explicado, tiene todo el sentido. Hay diversas causas. Por un lado, “a las siete y media de la tarde (justo las 13:30 en la Península Ibérica), se suele televisar algún partido de la Superliga china, por lo que si se juega LaLiga no tendrá demasiada audiencia”. Por otro, por la tarde la gente suele salir a pasear, de compras… Y la razón más importante: “Es la hora de las noticias”.

Millones y millones de telespectadores chinos siguen entre las 19:00 y las 21:00 (de las 13:00 a las 15:00, hora peninsular española) los telediarios de la CCTV, la televisión pública. Y eso resta audiencia a LaLiga no solo por quienes prefieren seguir la actualidad general, sino porque en algunas regiones el canal que tiene los derechos del fútbol español esta temporada, IQIYI (hasta el curso anterior obraban en poder de la operadora PPTV), sintoniza también con los informativos, dejando a millones de potenciales seguidores sin siquiera la posibilidad de ver los partidos.

“El ocho por ciento de los ingresos de LaLiga provinieron la pasada temporada de Asia y Pacífico. ¿Cuánto han aumentado este curso para que sigan fijando este horario en verano?”, se pregunta Yan Xu, quien ha pulsado cómo se sienten algunos aficionados del gigante asiático después de que esa hora de mediodía se mantenga en la reanudación del campeonato. “La intención de LaLiga era a priori cuidar a los seguidores chinos, pero ha acabado desencadenando una polémica entre la opinión pública”, sentencia.

Chen Yansheng, presidente del Espanyol, y su homólogo en LaLiga, Javier Tebas, en el RCDE Stadium hace un año.

Preocupados por las lesiones, las derrotas y las culpas a Wu Lei

Y aquí es donde aparece el efecto Wu Lei, artífice de que el Espanyol haya pasado de jugar uno de cada diez partidos en horario de mediodía antes de ficharlo a hacerlo la mitad de las jornadas de este curso 2019-20. Apunta el periodista de ‘Titan Sports’ que los aficionados chinos están apurados con el hecho de que partidos como el Espanyol-Alavés se jueguen a las 13:00.

En primer lugar, “asustan la posibilidad de un golpe de calor y el riesgo relativamente mayor de lesiones a altas temperaturas”. En segunda instancia, y con el mal recuerdo de derrotas muy dolorosas para los pericos que se produjeron en esa franja, especialmente la que en Leganés desembocó en la destitución de Pablo Machín, temen que el horario maldito termine con el descenso del equipo blanquiazul. En esa franja, han cosechado los pericos solo seis puntos sobre 39 posibles.

Y, como tercer argumento de su incertidumbre, les preocupa que todo ello pueda acabar provocando que la afición del Espanyol eche la culpa a Wu Lei. En consecuencia, concluye Yan Xu, existen aficionados chinos que están dispuestos a expresar su queja por estos horarios con una suerte de “huelga”. Esto es, dejando de ver los partidos. Hasta que a LaLiga le cambien la hora.