REAL MADRID

Sancho pudo ser del Madrid

Tuvo las negociaciones muy avanzadas en 2017 pero el jugador exigió ir directamente al primer equipo. El Madrid no aceptó y el Dortmund sí se lo ofreció.

El Real Madrid estuvo muy cerca de fichar a Jadon Sancho el verano de 2017, cuando sólo tenía 17 años y era jugador del City. La operación la llevó personalmente José Ángel Sánchez, director general del club, porque sabía de la importancia estratégica que tenía firmar al que era el joven más prometedor de Europa. En ese momento el club blanco ya había comenzado a dar forma a su nueva política de firmar a los mejores talentos jóvenes del mundo.

Las conversaciones con el padre del futbolista estuvieron muy avanzadas. Incluso estaba previsto que viajara a conocer las instalaciones de Valdebebas. Sin embargo, el acuerdo se enquistó en un punto: Sancho exigía formar parte del primer equipo para firmar. El Madrid, por su parte, prefería que empezara en el Castilla. La idea era que comenzara a pisar el primer equipo desde los primeros meses, aunque sin que hubiera un contrato que lo exigiera. Tanto Zidane (entrenador del primer equipo en ese momento) como Juni Calafat (jefe de fútbol internacional) coincidían en que era mejor que su adaptación comenzara en el filial.

El actual jugador del Borussia Dortmund ahora ha explotado y es uno de los mejores futbolistas de Europa, pero en aquel momento era un juvenil que apuntaba a crack. En el Madrid entendieron que su adaptación a un nuevo club, a otra Liga y a una cultura diferente con sólo 17 años eran demasiadas incógnitas como para asegurarle por contrato una plaza en el primer equipo desde un comienzo.

El inglés pidió una fórmula parecida a la que después se ha empleado con Vinicius y Rodrygo: ser parte del primer equipo y sólo bajar al filial en alguna ocasión puntual como parte del proceso de adaptación al club. En el Madrid tenían muy reciente el caso de Odegaard, con el que también se adelantaron los pasos y no terminaba de carburar. El club blanco no aceptó las exigencias de Sancho, que se mantuvo inflexible en su petición de ir directamente al primer equipo.

En ese punto fue donde la balanza se decantó del lado del Borussia Dortmund, que le presentó con honores: fue directo al primer equipo y con el '7' que había dejado vacante Dembelé. Firmó el 31 de agosto de 2017 (por una cifra cercana a los 10 millones) y el 21 de octubre de ese año, ante el Eintracht, debutó con el primer equipo. Ese curso, aún en edad juvenil, ya disputó 12 partidos en la Bundesliga. Sancho, al que en ese momento quisieron casi todos los grandes de Europa, priorizó el proyecto deportivo que le puso el Dortmund sobre la mesa.

El City tuvo que dar explicaciones por dejarle marchar. Lo hizo el propio Pep Guardiola: "Tuvimos un acuerdo para su renovación. ¡Hasta nos dimos la mano! Le ofrecimos un contrato increíble en términos económicos. Después él, o su agente, decidió que no firmaba. Le dije que no vendría a la gira por Estados Unidos si no firmaba. Al volver no apareció durante tres semanas. Debía ir, pero no lo hizo. Él quería jugar inmediatamente en el primer equipo...". El City, igual que le pasó al Madrid, le hizo una gran oferta económica pero sin garantizarle plaza en el primer equipo. Y Sancho eligió Dortmund...