OSASUNA

Chimy Ávila: “Vamos a sentir la ausencia de nuestra grada”

Chimy Ávila sufrió la lesión más temida por todo futbolista, rotura del ligamento cruzado de la rodilla, a finales de enero. Esa lesión truncó su posible traspaso al Barcelona.

Chimy Ávila: “Vamos a sentir la ausencia de nuestra grada”

Chimy Ávila sufrió la lesión más temida por todo futbolista, rotura del ligamento cruzado de la rodilla, a finales de enero. Esa lesión truncó su posible traspaso al Barcelona, pero el argentino mira hacia adelante y día a día va mejorando. Cuenta los días para poder volver a vestir la camiseta de Osasuna y aportar su garra y sus goles.

¿Qué ha sentido al volver a ver a sus compañeros y entrenar en Tajonar?

Lo necesitaba mucho. Me hacía falta ver a mis compañeros porque después de la de sangre ellos son mi familia. Compartimos mucho tiempo y me hacía falta estar a su lado.

¿Ha sido duro el periodo de trabajo en solitario en una etapa condicionada por el confinamiento?

Lo logré superar con la ayuda de la afición, de la gente que me ha mandado ánimos. También me ha apoyado mucho mi familia. Ha sido un obstáculo más y ahora estoy pensando en lo que viene y en aportar lo mío desde donde pueda.

¿En qué fase de la recuperación se encuentra?

En la mitad. En un ciclo en el que todavía no hemos cerrado el círculo, pero no queremos apresurarnos. Sabemos que esto lleva su tiempo, su proceso y hay que ir con calma.

¿Cree que le ayudará en el proceso volver a estar con el equipo?

La verdad es que sí. Necesitaba estar con ellos, reírme con ellos, enojarme… Fueron cuatro meses muy duros para mí, pero la ayuda de la gente y la familia me lo hizo todo más fácil. El tiempo se ha hecho más corto de lo que esperaba.

¿Cómo le recibieron sus compañeros?

Muy bien. Ellos saben que soy hazmerreir del plantel. Están muy contentos por mi regreso, saben que tengo que ir poco a poco y que me tienen que cuidar mucho. De momento sólo puedo hacer una parte del entrenamiento con ellos. Yo quería un poco más, pero sé que debo tener cuidado con los roces, que hay un límite. Sergi, el preparador físico, sabe cómo llevarme. Echo de menos los choques del juego.

¿Cómo ve al equipo de cara al regreso de LaLiga?

Centrados en el objetivo que nos pusimos al principio. Estoy muy contento de que ya haya dos fechas programadas. Confío mucho en mis compañeros. Sé la clase de jugadores que son y la verdad y sé que lo van a hacer mejor que bien.

El objetivo de la permanencia no es fácil, ¿qué consejos les daría a sus compañeros?

Me tocó con el Huesca y no fue nada fácil, pero si los compañeros siguen concentrados y haciendo las cosas bien lo lograremos. Para nosotros cada punto vale oro. No habría nada más bonito que lograr el objetivo y después disfrutar del centenario y del estadio nuevo.

¿Cómo valora que el equipo no vaya a poder contar con el aliento de la afición en la recta final?

No tenerlos en estos partidos para nosotros es muy triste. Desde que llegué dije que aquí la gente pone el 50% y nosotros otro tanto, pero con el tiempo me he dado cuenta de que la gente pone mucho más. Eso a nosotros, no digo que nos va a jugar en contra, pero vamos a sentir la ausencia de nuestra grada. Soy positivo. Falta mucho para la salvación pero confío mucho en mis compañeros y en la afición, que sé que nos va a animar desde donde sea y eso nos va a dar más fuerza. Queremos demostrar que vinimos para quedarnos.

¿Qué le pide al futuro?

Mi deseo es que se termine esta pandemia y que no se marche más gente porque han sido muchas las personas que perdieron a seres queridos. Entre todos vamos a sacar esto adelante y vamos a poder disfrutar de muchas alegrías más.