FUTBOL

Nueve arbitrajes ‘inolvidables’ de los Mundiales en imágenes

Colegiados que entraron en la historia de los Mundiales por sus propias decisiones. Árbitros que se ganaron numerosas críticas por sus actuaciones.

  • El árbitro ecuatoriano Byron Moreno fue el gran protagonista del encuentro de octavos del Mundial 2002. El doble rasero, mucho más laxo para el equipo local, se hizo notar desde el inicio del encuentro. Un leve agarrón lo sancionó con penalti a favor del equipo coreano, un codazo de Kim Tae-Young, que ya tenía amarilla a Del Piero, que acabó sangrando, no fue castigado. Pero quizás lo más llamativo fue el penalti que sufrió Totti y que acabó viendo tarjeta amarilla.  Estos podrían ser errores de apreciación puntuales, sin embargo, su carrera está plagada de actuaciones polémicas y que en una ocasión le llevó a ser suspendido 20 jornadas en la Liga ecuatoriana.

    El árbitro ecuatoriano Byron Moreno fue el gran protagonista del encuentro de octavos del Mundial 2002. El doble rasero, mucho más laxo para el equipo local, se hizo notar desde el inicio del encuentro. Un leve agarrón lo sancionó con penalti a favor del equipo coreano, un codazo de Kim Tae-Young, que ya tenía amarilla a Del Piero, que acabó sangrando, no fue castigado. Pero quizás lo más llamativo fue el penalti que sufrió Totti y que acabó viendo tarjeta amarilla. Estos podrían ser errores de apreciación puntuales, sin embargo, su carrera está plagada de actuaciones polémicas y que en una ocasión le llevó a ser suspendido 20 jornadas en la Liga ecuatoriana.

    FOTO: Ben Radford (Getty Images)

    1 / 9

  • El árbitro australiano, ya retirado, fue declarado el enemigo 1 en España tras su arbitraje en el primer partido de la Selección en el Mundial de 1986 contra Brasil. Era el estreno de la Quinta del Buitre en una cita mundialista y fue ante la que era tricampeona. Si bien por juego, el partido pudo caer del lado español, la intervención de Bambridge fue decisiva, para mal. Primero no concedió un gol legal de Míchel. Un fuerte disparo del madridista dio en el larguero y botó dentro pero el australiano y su linier no lo vieron y no concedieron el gol. Para rematar la faena el australiano concedió el gol de Brasil, que a la postre le daría la victoria, pese a que Sócrates podía estar en fuera de juego.

    Bambrigde Brasil-España. México 1986

    El árbitro australiano, ya retirado, fue declarado el enemigo 1 en España tras su arbitraje en el primer partido de la Selección en el Mundial de 1986 contra Brasil. Era el estreno de la Quinta del Buitre en una cita mundialista y fue ante la que era tricampeona. Si bien por juego, el partido pudo caer del lado español, la intervención de Bambridge fue decisiva, para mal. Primero no concedió un gol legal de Míchel. Un fuerte disparo del madridista dio en el larguero y botó dentro pero el australiano y su linier no lo vieron y no concedieron el gol. Para rematar la faena el australiano concedió el gol de Brasil, que a la postre le daría la victoria, pese a que Sócrates podía estar en fuera de juego.

    FOTO: DIARIO AS

    2 / 9

  • Cuando el fútbol español empezaba a olvidarse de de Bambrigde y Puhl y parecía que la maldición de cuartos iba a romperse, apareció Al Gandhour. El arbitro egipcio fue el encargado de dirigir el Corea del Sur-España, de cuartos. Tras lo ocurrido en octavos en el partido de los surcoreanos ante Italia, el arbitraje estaba siendo escrutado con lupa, sin embargo, el colegiado africano se erigió en protagonista. Anuló un gol español, de Baraja, por una falta muy rigurosa y en el segundo minuto de la prórroga anuló el gol de Morientes, que hubiera sido definitivo, porque el balón había salido fuera del campo, algo que se demostró erróneo en las imágenes televisivas. Además, pequeñas decisiones a lo largo del partido, siempre a favor de Corea del Sur, acabó de desquiciar a los de Camacho, que perdieron en la tanda de penaltis.

    Al Gandhour Corea del Sur-España. Corea-Japón 2002

    Cuando el fútbol español empezaba a olvidarse de de Bambrigde y Puhl y parecía que la maldición de cuartos iba a romperse, apareció Al Gandhour. El arbitro egipcio fue el encargado de dirigir el Corea del Sur-España, de cuartos. Tras lo ocurrido en octavos en el partido de los surcoreanos ante Italia, el arbitraje estaba siendo escrutado con lupa, sin embargo, el colegiado africano se erigió en protagonista. Anuló un gol español, de Baraja, por una falta muy rigurosa y en el segundo minuto de la prórroga anuló el gol de Morientes, que hubiera sido definitivo, porque el balón había salido fuera del campo, algo que se demostró erróneo en las imágenes televisivas. Además, pequeñas decisiones a lo largo del partido, siempre a favor de Corea del Sur, acabó de desquiciar a los de Camacho, que perdieron en la tanda de penaltis.

    FOTO: JESUS AGUILERA (DIARIO AS)

    3 / 9

  •  El árbitro suizo le dio la corona mundial del fútbol en 1966. Fue el encargado de dar validez al gol de Hurst en la prórroga de la final de la cita mundialista. Sin duda la ayuda del linier azerbayano Tofiq Bakhramov fue determinante. Tras el bote del balón Dienst se encontró con los ingleses pidiendo, casi celebrando, el gol y los alemanes negando que el balón hubiera entrado. En ese instante el colegiado helvético mira a su linier que con gestos ostensibles le señala el centro del campo. Tras una breve conversación con el asistente decide conceder el gol y de forma indirecta el título a los ingleses. Sin duda este el primer arbitraje, con televisión por medio, que resultó ‘inolvidable’.

    Gottfried Dienst Inglaterra-Alemania Occidental. Inglaterra 1966

    El árbitro suizo le dio la corona mundial del fútbol en 1966. Fue el encargado de dar validez al gol de Hurst en la prórroga de la final de la cita mundialista. Sin duda la ayuda del linier azerbayano Tofiq Bakhramov fue determinante. Tras el bote del balón Dienst se encontró con los ingleses pidiendo, casi celebrando, el gol y los alemanes negando que el balón hubiera entrado. En ese instante el colegiado helvético mira a su linier que con gestos ostensibles le señala el centro del campo. Tras una breve conversación con el asistente decide conceder el gol y de forma indirecta el título a los ingleses. Sin duda este el primer arbitraje, con televisión por medio, que resultó ‘inolvidable’.

    FOTO: Central Press (Getty Images)

    4 / 9

  • En una situación sin precedentes, este árbitro ruso fue protagonista en la cita mundialista de España. Era el encargado el Francia-Kuwait que se disputó en Zorrilla. El partido era cómodo para el colegiado, el resultado tampoco generaba tensión (Francia ganaba 3-1), sin embargo, el partido se le complicó a Stupar en un segundo. Francia conseguía el 4-1 y los jugadores de Kuwait alegaron que se habían quedado quietos al escuchar un silbato. Esta situación provocó que el jeque Fahid Al-Ahmad Al-Sabah, presidente de la Federación de Fútbol de Kuwait, bajara al campo, hablara con sus jugadores a los que quería retirar del campo y después sin que nadie lo impidiera hablar con Miroslav Stupar, quién accedió a hablar con el jeque y después decidió anular el gol francés. Tras esta actuación en la cita mundialista el colegiado fue suspendido a perpetuidad y sólo se le permitió arbitrar en partidos de la Liga rusa.

    En una situación sin precedentes, este árbitro ruso fue protagonista en la cita mundialista de España. Era el encargado el Francia-Kuwait que se disputó en Zorrilla. El partido era cómodo para el colegiado, el resultado tampoco generaba tensión (Francia ganaba 3-1), sin embargo, el partido se le complicó a Stupar en un segundo. Francia conseguía el 4-1 y los jugadores de Kuwait alegaron que se habían quedado quietos al escuchar un silbato. Esta situación provocó que el jeque Fahid Al-Ahmad Al-Sabah, presidente de la Federación de Fútbol de Kuwait, bajara al campo, hablara con sus jugadores a los que quería retirar del campo y después sin que nadie lo impidiera hablar con Miroslav Stupar, quién accedió a hablar con el jeque y después decidió anular el gol francés. Tras esta actuación en la cita mundialista el colegiado fue suspendido a perpetuidad y sólo se le permitió arbitrar en partidos de la Liga rusa.

    FOTO: Peter Robinson - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    5 / 9

  • El arbitro de Níger le regaló un penalti a Italia, que le sirvió para empatar a Chile, en la cita mundialista. Señaló un penalti inexistente a favor de los transalpinos que, a la postre les serviría par ser primeros de grupo y cruzarse con Noruega, mientras que los chilenos se vieron las caras con el Brasil de Ronaldo Nazario. Realmente, no hubiera pasado de un error de apreciación, si el propio colegiado no hubiera reconocido su error y se viera salpicado por el escándalo de Blatter en FIFA cuando el exmandatario reconoció haberle pagado en alguna ocasión.

    El arbitro de Níger le regaló un penalti a Italia, que le sirvió para empatar a Chile, en la cita mundialista. Señaló un penalti inexistente a favor de los transalpinos que, a la postre les serviría par ser primeros de grupo y cruzarse con Noruega, mientras que los chilenos se vieron las caras con el Brasil de Ronaldo Nazario. Realmente, no hubiera pasado de un error de apreciación, si el propio colegiado no hubiera reconocido su error y se viera salpicado por el escándalo de Blatter en FIFA cuando el exmandatario reconoció haberle pagado en alguna ocasión.

    FOTO: Mark Leech/Offside (Getty Images)

    6 / 9

  • El árbitro tunecino fue el elegido para dirigir el Argentina-Inglaterra del Mundial 86. Este es el colegiado que pudo presenciar el famoso gol de Maradona en un slalom antológico y que debió de anular el conocido como ‘la mano de Dios’. Corría en el minuto 51 cuando el delantero argentino saltaba a por balón ante la presencia del portero Peter Shilton. El 10 se ayudó de la mano para batir al meta inglés. Bennaceur no se percató de la jugada y permitió el gol, ayudado en su decisión por linier búlgaro Bodgan Dotchev. Colegiado y auxiliar de banda fueron colaboradores necesarios para que Maradona lograra el gol de “mano de Dios”.

    El árbitro tunecino fue el elegido para dirigir el Argentina-Inglaterra del Mundial 86. Este es el colegiado que pudo presenciar el famoso gol de Maradona en un slalom antológico y que debió de anular el conocido como ‘la mano de Dios’. Corría en el minuto 51 cuando el delantero argentino saltaba a por balón ante la presencia del portero Peter Shilton. El 10 se ayudó de la mano para batir al meta inglés. Bennaceur no se percató de la jugada y permitió el gol, ayudado en su decisión por linier búlgaro Bodgan Dotchev. Colegiado y auxiliar de banda fueron colaboradores necesarios para que Maradona lograra el gol de “mano de Dios”.

    FOTO: Peter Robinson - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    7 / 9

  • El árbitro español estaba cuajando un gran Mundial, sin embargo, un error en el partido de cuartos entre Colombia y Brasil fue una de las razones por las que no fue el árbitro de la final. El fallo fue doble. Anuló un gol a favor de Colombia por un posible fuera de juego, que quedaba invalidado por una mano de un defensor brasileño dentro del área. El partido lo acabó ganando Brasil, la anfitriona, y Velasco Carballo se quedó sin pitar una final mundialista, a pesar de su gran trabajo durante el torneo

    Velasco Carballo. Colombia - Brasil. Brasil 2014

    El árbitro español estaba cuajando un gran Mundial, sin embargo, un error en el partido de cuartos entre Colombia y Brasil fue una de las razones por las que no fue el árbitro de la final. El fallo fue doble. Anuló un gol a favor de Colombia por un posible fuera de juego, que quedaba invalidado por una mano de un defensor brasileño dentro del área. El partido lo acabó ganando Brasil, la anfitriona, y Velasco Carballo se quedó sin pitar una final mundialista, a pesar de su gran trabajo durante el torneo

    FOTO: FABRIZIO BENSCH (AFP)

    8 / 9

  • Nuevamente la maldición de un arbitraje apareció en el camino de España en unos cuartos de final deun Mundial. El húngaro Sandor Puhl, que durante cuatro años seguidos fue considerado uno de los mejores árbitros del mundo, se tragó un codazo de Tassotti a Luis Enrique, en el área italiana. No sólo no pitó penalti, sino que a punto estuvo de sacar amarilla al jugador español por las protestas y no salirse del campo rápidamente para ser atendido del golpe que le había hecho sangrar. Al final, Italia pasaría de ronda y España volvería a quedarse en cuartos tras un arbitraje ‘inolvidable’.

    Sandor Puhl. Italia-España. EE UU 1994

    Nuevamente la maldición de un arbitraje apareció en el camino de España en unos cuartos de final deun Mundial. El húngaro Sandor Puhl, que durante cuatro años seguidos fue considerado uno de los mejores árbitros del mundo, se tragó un codazo de Tassotti a Luis Enrique, en el área italiana. No sólo no pitó penalti, sino que a punto estuvo de sacar amarilla al jugador español por las protestas y no salirse del campo rápidamente para ser atendido del golpe que le había hecho sangrar. Al final, Italia pasaría de ronda y España volvería a quedarse en cuartos tras un arbitraje ‘inolvidable’.

    FOTO: JAVIER GÁLVEZ (DIARIO AS)

    9 / 9

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.