Barcelona

Al Barça se le complica el mercado

Las postura del Inter, que exige la cláusula de Lautaro, y la negativa de Arthur a moverse frustra los planes del club.

El mercado se le complica al Barcelona. El club blaugrana tenía un plan que se ha visto frustrado por partida doble con el doble movimiento del Inter de Milán por un lado y de Arthur Merlo por el otro. La secretaría técnica blaugrana había fijado sus objetivos como fichaje en el delantero neroazzurro Lautaro Martínez y en el centrocampista Miralem Pjanic, con los que ya tiene pactadas las condiciones de su incorporación.

No obstante, han fallado elementos ajenos pero indispensables para cerrar los acuerdos. El Inter que en un principio parecía dispuesto a una rebaja en el precio de Lautaro o a admitir jugadores que abaratasen la operación se ha desmarcado exigiendo la cláusula de rescisión del delantero que asciende a 111 millones de euros. Por su parte, el centrocampista brasileño Arthur Melo que era el precio que solicitaba la Juventus por Pjanic se ha plantado y se niega a entrar en este intercambio. Llega el momento de replantear estrategias.

En el caso de Pjanic en el Barça se considera que el Inter lo que intenta es escenificar una negociación invitando a otros posibles compradores a pagar la totalidad de la cláusulas siendo conscientes que entre el jugador y el Barcelona existe un acuerdo y que el futbolista presionará para salir.

En el caso de Pjanic la cuestión está un poco más confusa, puesto que las versiones del club y el jugador no coinciden. El segundo asegura que se entrevistó con la Juventus y con el Barça para hacerles llegar oficialmente su postura de no moverse, cosa que desde la secretaria técnica del club se cuestiona, porque no consideran que una reunión informal con Abidal y Planes en la Ciutat Esportiva sea una comunicación formal. Además añaden que en ningún momento Arthur les dijo que la cuestión estaba cerrada definitivamente.

Dejando a un lado cual de las dos partes miente, lo cierto es que parece que la Juventus ha decidido ya pasar de la opción de Arthur y ahora mira hacia el Chelsea para intentar el canje con Jorginho, brasileño del equipo inglés.

Desde el Barçá advierten que las negociaciones se han complicado, pero no las dan por perdidas. El verano será largo y no tiran la toalla ni por Pjanic ni por Lautaro. Y el caso Arthur, tampoco está cerrado definitivamente.