RACING

Barral pide pista

El delantero gaditano regresó el miércoles, tras dos semanas en Madrid, pasó un test de COVID-19 y a partir de mañana volverá a entrenar en La Albericia

Barral pide pista
Nacho Cubero DIARIO AS

David Barral, el único lesionado de cierta entidad que ha tenido el Racing desde la vuelta a los entrenamientos, volverá mañana a trabajar en las Instalaciones Nando Yosu, aunque ahora tendrá que superar un periodo de acoplamiento al margen del grupo y no empezará a tocar balón hasta la próxima semana.

Barral sufrió una rotura de fibras en el sóleo de su pierna derecha en la última semana de confinamiento y ni tan siquiera pudo entrenar con su compañeros el 11 de mayo, día en el que arrancó efectivamente la pretemporada primaveral del Racing. Desde entonces, y una vez comprobada radiológicamente la lesión, el delantero andaluz había permanecido en su residencia familiar de Madrid. Una vez que sus sensaciones fueron mucho mejores, Barral ha debido esperar a la tercera ronda de test coronavíricos para poder reingresar en la burbuja de La Albericia. Pasó por ese trámite el miércoles y salvo que el resultado sea negativo, o sea, positivo (que padezca COVID-19), estará mañana al cuidado del recuperador del equipo.

El otro jugador que ha debido pasar por boxes en estas casi tres semanas de entrenamientos, Jordi Figueras, que lleva una semana sin trabajar con sus compañeros con molestias musculares, será su único acompañante en el campo nº2. Si todo discurre con normalidad el viernes y el sábado, el central catalán volverá a los entrenamientos grupales la próxima semana, en la que los equipos confían en recibir el permiso de LaLiga para poder entrenar con toda su plantilla en un solo grupo.