REAL VALLADOLID

Óscar Plano: "Ver cómo el club va a crecer me hace querer ser partícipe"

El atacante del Real Valladolid habló del peso del proyecto de Ronaldo en su renovación hasta 2023 y definió a Valladolid como su casa.

0
Óscar Plano: "Ver cómo el club va a crecer me hace querer ser partícipe"

En caso de que su nuevo contrato se cumpla hasta el final, Óscar Plano cumplirá seis temporadas en el Real Valladolid. En el ecuador de esa etapa ya se siente "como en casa", lo que ha sido una de las razones que le han llevado a plasmar su firma en su nuevo vínculo, hasta 2023. "La gente me quiere y me valora y mi familia también está muy a gusto con el trato que recibe. Donde te quieren y donde quieres estar, ¿por qué no vas a seguir?", se cuestionaba este jueves el atacante en una rueda de prensa telemática.

Cuando llegó procedente del Alcorcón lo hizo "con el objetido de devolver al equipo a la Primera División", algo que ha cumplido, como otros "objetivos propuestos" como la permanencia del pasado año. Ese "sueño" de jugar en la máxima categoría sigue vivo gracias a la voluntad de todas las partes y, en parte, gracias al proyecto confeccionado por Ronaldo: "Ver cómo va a crecer el club a largo plazo me hace querer ser partícipe; vamos a disfrutar mucho. El proyecto de la ciudad deportiva y la gente que quiere traer Ronaldo y que va a ayudar a que el equipo crezca ha sido otra parte importante en mi decisión".

"En mi mente estaba seguir aquí, donde me quieren y donde he crecido como profesional y como persona", incidió Óscar Plano, que descartó que renovar ahora, a las puertas del reinicio de la Liga, tuviera que ver con la intención de anticipar las negociaciones a la competición. "No pensábamos en que tuviera que ser antes, sino en que quería estar cómodo. Ha llegado ahora y estoy muy contento. Será un plus más para afrontar los 11 partidos que nos quedan con máximas ganas e ilusión", manifestó.

Contrario a las concentraciones

De cara a ese reinicio de la competición el atacante madrileño está trabajando "en coger ritmo", aún en la fase de reincorporación después del positivo por anticuerpos que dio en los primeros test de detección del coronavirus. Ese proceso fue "asintomático total", declaró. Su pareja y su hijo se sometieron también a las pruebas y, como él en el segundo test, dieron negativo. "Cuando te dan la noticia te quedas un poco en shock, pero todo el mundo estuvo pendiente de que no me preocupara de nada", explicó Plano.

El blanquivioleta definió lo que se viene como "una situación atípica", por no poder tener "a gente alrededor", lo que "jugando fuera te puede aportar algo más", y cree que "una de las claves será llegar mejor después de esta minipretemporada", después de la cual el Real Valladolid tendrá "seis puntos fundamentales" ante Leganés y Celta. Será extraño también por no poder jugar otros partidos "para probarse y coger ritmo", aunque Plano confía en el equipo: "Cuando llegue el momento estaremos mentalizados de que vuelve la carrera de fondo".

En Valladolid las temperaturas están siendo altas estos días, como se espera que sean cuando vuelva el fútbol. "Será complicado, pero espero que antes que el fútbol esté nuestra salud y los horarios sean compatibles con practicar deporte", deseó el atacante, que se mostró contrario a las concentraciones. "No hay nada claro, pero a mó no me gustaría, porque tengo familia y un hijo y quiero estar disfrutando con ellos. No creo que concentrarse fuera una cosa que evitara la propagación. Creo que el fútbol está haciendo todas las cosas bien y con los remedios que se están tomando será más que suficiente", aseveró Plano.