LEGANÉS

Roque Mesa: "El factor campo ya no existirá para nadie"

El medio centro del Leganés avisa que "no influirá lo que haya pasado antes en la Liga" y se vuelca en piropear a Aguirre: "Es un cachondo, con nosotros ha ejercido de terapeuta"

Roque Mesa: "El factor campo ya no existirá para nadie"
PABLO MORENO LALIGA

Con su bigote característico y el pelo ahora teñido de color castaño, Roque Mesa está al borde de cumplir 31 años. Lo hará el 7 de junio, apenas una semana antes de que el campeonato retorne después del parón por el COVID-19. Para el medio centro canario del Leganés será una nueva experiencia que sumar a una carrera dilatada en la que ha pasado de todo. Desde enriquecedoras salidas a la Premier ("Me ayudó mucho abandonar de mi zona de confort") hasta luchar por la permanencia con su actual equipo. Todas ellas las ha encapsulado en su nueva web personal (roquemesa.com), ésa en la que ha concedido una entrevista de lanzamiento cargada de optimismo ("Estoy convencido de que podemos salvarnos") y con una advertencia rotunda: "El factor campo ya no existirá para nadie".

"Ahora jugaremos partidos nuevos que, además, se disputarán sin público (...) Ahora no va a influir para nada todo lo que sucediera antes. Y eso que nosotros, en las últimas jornadas habíamos mejorado", continúa. "Va a ser una competición de once jornadas, una Liga nueva en la que el que más aguante o el que más fuerte esté mentalmente será el que tenga éxito", vaticina.

"Javier Aguirre es un cachondo"

En su balance optimista cuenta mucho su perspectiva de cómo han vuelto al trabajo. "Tal y como veo al grupo, lucharemos por ello", insiste. El otro factor que alimenta su ilusión tiene nombre y apellidos: Javier Aguirre.

"El míster es un cachondo en todos los sentidos", bromea con palabras cargadas de seria profundidad. Su análisis, lejos de ser un vacile, explica parte del éxito del Vasco en Butarque. "Cuando llegó no estábamos mentalmente bien. Jugábamos bien algunos partidos, pero no ganábamos por la dinámica negativa. Con su llegada cambió toda esa situación", comenta Roque.

En la receta del entrenador, mucha psicología. "Hablaba con cada jugador. Cambió nuestra mentalidad quitándole importancia a la situación. Nos olvidamos de que estábamos en descenso para comenzar a divertirnos. A hacer grupo", añade. "Más que un entrenador, ha ejercido de terapeuta. Ha cambiado nuestras mentes y nos ha hecho ver que somos capaces de sacar esta situación adelante para actuar como equipo", ratifica Roque en su análisis.

"Con Setién nos daba igual perder o ganar"

Perspectiva de presente que no sale de ahí, del presente. "¿Mi futuro? Ya pensaré en el futuro. Primero, a conseguir la salvación", regatea. Donde no hay fintas es en sus respuestas sobre cómo ha cambiado desde que se marchó a la Premier. "Soy otro como persona y como futbolista. He crecido bastante", cuenta sin negar que en su base, Quique Setién, actual entrenador del Barça, fue clave en su carrera.

"Cuando lo tuve en Las Palmas fue el momento álgido de mi carrera. El fútbol que nos dio era el mismo con el que habíamos crecido de pequeños, cuando jugábamos sin presión. Nos daba igual perder o ganar, siempre que jugásemos bien y nos divirtiésemos. Mantengo buena relación con él porque me hizo entender el fútbol como lo entendía yo de pequeño, pero adaptado al nivel profesional", desvela.

Por último Roque cuenta que en este confinamiento lo ha pasado mal al tener lejos a su familia, pero también explica cómo, en la medida de lo posible, ha intentado estar cerca de los suyos con iniciativas solidarias como el apoyo al Banco de Alimentos que impulsó junto a otros deportistas canarios a petición de Carla Suárez. "También he intentado ayudar en otras cosas que quizá no tengan tanta visibilidad, porque tampoco es necesario publicarlo todo, pero siempre intento ayudar a los que lo necesitan", concluye Roque Mesa.