SEGUNDA B

Segunda B, cantera de banquillos

Con la llegada de Helguera a Las Rozas, se agranda la lista de jugadores históricos de nuestro fútbol entrenando en la categoría de bronce: Raúl, Xabi Alonso, Munitis…

Segunda B, cantera de banquillos

El veneno del fútbol para la gran mayoría de futbolistas es tan grande que una vez retirados no se pueden apartar definitivamente de algo que ha ocupado prácticamente la totalidad de su vida. De hecho, en los últimos coletazos de sus grandes carreras se vislumbra que dentro de ellos hay un entrenador, basta con recordar a Raúl, Pablo Alfaro o Xabi Alonso siendo una extensión de sus técnicos sobre el campo.

Iván Helguera es el último en unirse a una larga lista de exjugadores que se han pasado a los banquillos tras su retirada. El que fuera jugador de Real Madrid o Valencia, entre otros, fue anunciado en el día de ayer como técnico de Las Rozas. Con su llegada a los banquillos de la categoría de bronce del fútbol español, la lista de históricos futbolistas dirigiendo desde la banda no para de engordar: Raúl (Castilla), Xabi Alonso (Real B), Pablo Alfaro (Ibiza), Etxeberria (Bilbao Athletic), Tevenet (Atlético Levante), Onésimo (Celta B), Cubillo (Marbella), Salva Ballesta (Algeciras), Munitis (Badajoz), Claudio Barragán (Recreativo) o Juan Sabas (Córdoba).

En los próximos playoffs de ascenso a Segunda B podremos ver a varios equipos dirigidos por estos técnicos. Es el caso del Ibiza de Pablo Alfaro (segundo clasificado del Grupo I), del Bilbao Athletic que entrena Joseba Etxeberria (tercer equipo del Grupo II), el Marbella de David García Cubillo (segundo en el Grupo IV) y el Badajoz de Pedro Munitis (tercero del Grupo IV). Sin lugar a dudas, un gran escaparate para ver las maneras de estos históricos de nuestro fútbol. Además, en esta lista destacan Raúl y Xabi Alonso, que tarde o temprano terminarán dirigiendo un club de primer nivel.

Las carreras como entrenadores de estos históricos tiene una estrecha relación con sus etapas como futbolistas. Para llegar a la élite pasaron por un periodo de aprendizaje en las respectivas carreras. Ahora, la mayoría de ellos viven en Segunda B está instrucción para, quien sabe, terminar dirigiendo un equipo de Primera División. Lo que sí queda claro es que la categoría de bronce del fútbol español se ha convertido en la cantera para todos estos nuevos, pero experimentados, entrenadores.