RACING

Un capitán con galones y sin minutos

Iván Crespo, idolatrado por El Sardinero y respetado por sus compañeros, lidera el vestuario ante el reto de la remontada sin haber podido debutar en Liga

Un capitán con galones y sin minutos
LaLiga DIARIO AS

Pocas veces un equipo lo lidera un suplente. Muy a menudo la referencia moral del equipo es su estrella y en muchas otras el que lleva el brazalete cada domingo. Puede darse el caso, por carisma, que el banderín de enganche lo porte algún otro futbolista..., pero casi siempre se trata de un titular habitual. En el Racing esta temporada, en cambio, el líder no juega. Nunca. Y nadie discute, ni dentro ni fuera del vestuario, su ascendencia sobre el grupo. Es Iván Crespo, al que una fractura de peroné en la pretemporada le impidió pelear la titularidad a Luca Zidane, que ha sabido aprovechar su oportunidad, indudablemente.

El guardameta de Viveda, de 35 años, parece tener un gafe con la Segunda División. Ha sido a lo largo de su carrera una estrella indiscutible bajo los palos en Segunda B, pero cada vez que ha llegado a Segunda apenas ha jugado. No lo hizo en el Murcia con 20 años, ni con el Mirandés con 28 ni esta campaña en el Racing. La excepción fue la temporada 13/14 con el Alavés, en la que comenzó como suplente de Goitia y en la que Alberto (el que fuera portero de la Real Sociedad, que algo debe saber de cancerberos) le dio la alternativa en la jornada 34ª, con el equipo último. Iván echó el cerrojo y, junto a sus compañeros, logró en las últimas nueve jornadas remontar cinco puestos y salvar a los vitorianos del descenso. No es mala experiencia que comentar a sus actuales compañeros.

Crespo fue el mejor futbolista del Racing en el cómputo global de la pasada temporada, y probablemente de las tres que ha jugado en el Racing hasta esta campaña. En total, incluyendo el de Copa del Rey de esta temporada en Murcia, ha jugado 125 partidos y ha dejado su portería imbatida en 63, justo la mitad. Una marca impresionante. Solo el convincente rendimiento de Luca, sensacional en la primera vuelta, bueno en la segunda, ha impedido que pudiera haber debate sobre quien debiera jugar bajo los palos del Racing.

Iván Crespo, racinguista desde chaval, acaba contrato el próximo 30 de junio y ha dejado claro que le gustaría seguir en El Sardinero la próxima temporada.