LEGANÉS

Las rentrée de Aguirre dan esperanza al Leganés

Su media de puntos en las once primeras jornadas de los equipos que ha cogido a mitad de campeonato acercarían al Leganés a la salvación.

Las rentrée de Aguirre dan esperanza al Leganés
PABLO MORENO LALIGA

El Leganés afronta una nueva liga. Un mini campeonato con once partidos y tres puntos de desventaja para lograr un objetivo que hasta hace no mucho sonaba a utopía. Salvación, en Butarque, parecía un fruto prohibido. Ya no. La desventaja con respecto a la zona de permanencia no es insalvable y los blanquiazules insisten en que sus jugadores han retornado a tope. Rentrée que, con los números de Javier Aguirre en la mano, también destiñe optimismo. Las experiencias del Vasco en lo que a liderar proyectos a mitad de temporada se refieren dejan estadísticas que dejarían al Leganés al borde de la salvación.

Como referencia, las once primeras jornadas de aquellos equipos que, en España, ha liderado con el campeonato ya iniciado. Como el caso del Leganés. Sus once primeras jornadas con los pepineros dejan un balance de 13 puntos a favor, esto es, tres victorias, cuatro empates y cuatro derrotas. En este lapso concreto su media de puntos es de 1,18 por partido. De repetir guarismos, el Leganés acabaría 36 puntos.

¿Sería suficiente? Buena pregunta. Los expertos estadísticos situaban este curso la salvación en los 40 puntos, pero eso fue antes de la pandemia. Se desconoce cómo afectará el parón a los equipos del pozo. Quizá fuera suficiente. Sí lo habría sido para mantener al equipo en tres de los últimos diez campeonatos.

Los números de Espanyol y Zaragoza sí valdrían

Su media con el Espanyol (2012-2013) fue mucho mejor. En aquellos primeros once partidos los pericos volaron bajo su mando y sumaron seis victorias, cuatro empates y sólo una derrota. Esto es: 23 puntos con una altísima media de 2,09 puntos por encuentro. Si repitiera este patrón con el Leganés, los pepineros sumarían 46 puntos, de sobra para salvarse este curso y también en los diez últimos campeonatos.

En el caso del Zaragoza (2010-2011) sus primeros once partidos no fueron tan buenos como con el Espanyol, pero también sumó buenos guarismos. A saber, cuatro victorias, cuatro empates y tres derrotas que le permitieron acumular 16 puntos. Aplicado al Leganés, supondría dejar al equipo con 39 puntos, al borde de la salvación según los cálculos estadísticos fijados hasta el parón. Un balance con el que sí se salvaría en siete de los últimos diez campeonatos.