REAL MADRID

Así se ganó la Decimotercera

Comienzo ante el APOEL

Tras haber conquistado la Champions tanto en 2016 como en 2017, los blancos afrontaban la edición de 2017-18 con la intención de lograr una gesta sin igual: reeditar un título que sería el tercero consecutivo, algo que nadie había logrado. Encuadrado en un grupo junto con el Borussia Dortmund y el Tottenham, el cuarto conjunto fue el APOEL chipriota, que no fue rival en el debut de la competición de los blancos: Sergio Ramos, de chilena, certificó la primera victoria (3-0) de esta nueva edición.

Foto: FELIPE SEVILLANO DIARIO AS

Actualizado a:

A la séptima fue la vencida

Tras seis visitas sin conocer el triunfo (tres empates y otras tantas derrotas), el Madrid goleó al Borussia en Dortmund gracias dos goles de Cristiano y a una volea sensacional de Bale (sería elegido Mejor gol de la temporada 2017-18). Y todo gracias a la verticalidad y velocidad de Carvajal y de Bale y al infatigable hambre (o ansia) goleadora de Cristiano, que dinamitaron la fuerte presión de los alemanes. Kroos dominó el centro del campo, lo que facilitó que el rodillo blanco no tuviera problemas a la hora de desarrollar su juego.

Foto: PATRIK STOLLARZ AFP

Actualizado a:

Morbo Pochettino

En la tercera jornada, el Tottenham de Mauricio Pochettino se presentaba en el Bernabéu. Había morbo añadido en este duelo: el Madrid llegó a llamar al entrenador argentino antes de recurrir al entrenador francés cuando decidió que Rafa Benítez no continuaría al frente del banquillo blanco (en las Navidades de 2015 y primeros días de 2016), pero Pochettino decidió seguir al frente del conjunto londinense. La puesta en escena de los Spurs fue a imagen y semejanza del técnico argentino: no dejarse impresionar en un escenario formidable como el Bernabéu, presionar y buscar a Harry Kane en punta, que se exhibió con un portentoso encuentro.

Foto: PEPE ANDRES DIARIO AS

Actualizado a:

Tristeza en Wembley

El Madrid se presentaba en Wembley en su primera aparición en la Catedral del fútbol inglés con numerosas bajas (Keylor Navas, Carvajal, Kovacic, Bale y Varane) y bastantes incertidumbres, debido sobre todo al nivel mostrado en la Liga. Enfrente estaba el Tottenham que marchaba embalado en Europa, y que le limitaría sus funciones a lo largo de un partido que fue cuesta arriba desde el pitido inicial para los de Zidane. Cristiano, quién si no, puso su pica en Flandes al lograr el primer gol blanco en el estadio inglés.

Foto: JAVIER GANDUL DIARIO AS

Actualizado a:

Paseo en Nicosia

Los blancos solventaron su trámite en Chipre con una fácil y cómoda goleada. No hubo color de principio a fin: Benzema (dos), Cristiano (dos), Nacho y Modric fueron los goleadores madridistas.

Foto: JAVIER GANDUL DIARIO AS

Actualizado a:

Otro récord para Cristiano

El último partido de la fase de la liguilla veía un nuevo enfrentamiento entre el Madrid y el Borussia, uno de los choques más repetidos en esta década. Los blancos se adelantaron rápidamente con golde Borja Mayoral y de Cristiano, que le convertía en el primer jugador en la historia en anotar en los partidos de la liguilla. Aubameyang, con dos zarpazos, igualó la contienda. Pero fue Lucas Vázquez, quien a diez minutos del final, sentenció.

Foto: JAVIER GANDUL DIARIO AS DIARIO AS

Actualizado a:

Mbappé en el Bernabéu

Kylian Mbappé, la penúltima sensación del fútbol europeo, hacía su aparición en el Santiago Bernabéu. Al joven talento francés, que aceptó la oferta parisina a la madridista un año antes, estuvo muy vigilado por Ramos y Varane, pero aún así, dejó muestras de su potencial: acertó 20 de los 29 pases que intentó (un 69% de eficacia), cometió una falta, recibió otra, tuvo dos ocasiones y un tiro detenido por Keylor), además de que le señalaron un fuera de juego. Pese a que los parisinos se adelantaron en el marcador, los blancos, liderados una vez más por Cristiano (dos tantos más otro de Marcelo), le dieron la vuelta al marcador para finalizar el encuentro (3-1)…

Foto: CHRISTOPHE SIMON AFP

Actualizado a:

Exhibición en París

Exhibición madridista en París. Los blancos dominaron a un PSG presa de los nervios y que siempre se vio inferior a los blancos. Un sensacional remate de cabeza de Cristiano, similar a uno que logró Santillana en la final de la Copa de la UEFA ante el Videoton húngaro, dejó helado el Parque de los Príncipes. Pese a que Cavani empató, un chutazo de Casemiro liquidó el partido y la eliminatoria...

Foto: JAVIER GANDUL DIARIO AS

Actualizado a:

Cristiano: Turín a sus pies

Lo había intentado en numerosas ocasiones, pero le salió en un partido grande, ante un rival grande, ante un público entendido, y en un momento clave. Con 0-1 a favor de los blancos en el marcador, Carvajal centró al corazón del área turinesa. Allí apareció Cristiano , que saltó, y en un remate acrobático, sacó una una chilena formidable. El gol fue tan espléndido, que toda la afición bianconera se rindió. Sus aplausos, llenos de pleitesía, demostraban respeto al crack madridista.

Foto: ALBERTO PIZZOLI AFP

Actualizado a:

Lucas ganó a Benatia...

En un partido colosal de la Juventus (fue capaz de igualar el 0-3 con el que el Madrid se plantaba en el encuentro de vuelta en el Bernabéu), Mehdi Benatia, defensa juventino, en un intento de despejar el balón ante Lucas Vázquez, acabó derribando al futbolista madridista dentro del área. El colegiado inglés Michael Oliver señaló penalti, provocando que jugadores experimentados como Buffon estallasen en cólera: el meta fue expulsado...

Foto: JAVIER GANDUL DIARIO AS

Actualizado a:

... Y Cristiano no perdonó

Después de seis minutos largos y repletos de nervios y tensión, Cristiano transformaría el penalti en el gol que le faba al Madrid el pase a las semifinales del torneo. Era la octava vez que los blancos se metían en semifinales y la primera vez que lo lograban de manera consecutiva. El disparo de Cristiano, a su vez, sería el último gol que lograría el portugués con la camiseta blanca en la competición europea.

Foto: JAVIER GANDUL DIARIO AS

Actualizado a:

Oficio en Múnich

Rivales también en la edición anterior, pero en cuartos de final, bávaros y madridistas se veían en semifinales. Recordaba a la situación vivida en 2012, pero los buenos resultados blancos en sus últimas visitas al Allianz Arena invitaban al optimismo. Y los blancos lo volvieron a hacer. Un gol de Marcelo al filo del descanso igualó uno previo de Kimmich. A base de oficio, los blancos dominaron al Bayern, pero no culminaban sus acciones. Sería Asensio, a pase de Lucas Vázquez, quien desnivelaría el marcador a favor de los blancos...

Foto: JAVIER SORIANO AFP

Actualizado a:

Desigualdad en la portería

“El fútbol se basa en dominar las áreas”. El axioma, uno de los más utilizados en el mundo del fútbol, tuvo en este encuentro otro de sus ejemplos. Y es que la diferencia entre ambos equipos estuvo en las áreas. Keylor Navas supo dominar y ser pieza clave, mientras que el meta alemán Sven Ulreich falló. Ahí estuvo la clave. El meta tico, pese a encajar dos tantos, supo resolver con nota su trabajo. Ulreich erró en el primer gol de Karim (hizo un doblete de picardía y oportunismo) y gravemente en el segundo, que daba franca ventaja a los blancos. Un gol de James llevó el temor a las gradas, pero una variación táctica de Zidane (pasó a un sistema 1-4-5-1 para cerrar las bandas y el centro del campo) llevó a los blancos a una nueva final.

Foto: CHEMA DIAZ DIARIO AS

Actualizado a:

Choque Ramos-Karius...

Corría el minuto 49 cuando se produjo un lance entre Sergio Ramos y el portero alemán del Liverpool: el capitán blanco y el guardameta chocaron. Nadie se percata del incidente, salvo que el portero se queja del golpetazo que se ha llevado en la cabeza...

Foto: CAPTURA DE TELEVISION

Actualizado a:

La pillería de Karim

Dos minutos después del choque entre Ramos y Karius, el meta alemán se dispone a sacar de puerta. En sus alrededores se sitúa Benzema. Parece despreocupado, pero cuando ve que Karius va a poner el balón en juego y con un gesto instintivo, estira su pie derecho, alcanza el balón y éste se encamina a la puerta del Liverpool. Es el primer gol del encuentro...

Foto: FRANCK FIFE AFP

Actualizado a:

Mané iguala

Poco duró la alegría en el bando madridista. Apenas cuatro minutos después, en un saque de esquina, Lovren gana el balón y su dejada en el área blanca es rematada por Sadio Mané. El empate lleva la algarabía al sector donde se reúne la afición 'red'. La final vuelve a empezar...

Foto: PAUL ELLIS AFP

Actualizado a:

Con Bale al cielo

En el minuto 64, y cuando más feas se le estaban poniendo al Madrid, Casemiro abrió a la banda izquierda, allí lo recoge Marcelo, Bale, que aún no estaba asentado en el campo (había salido por Isco en el minuto 61), vio cómo el brasileño, con su pierna mala, sacaba un centro al área. No se lo pensó: como Cristiano en Turín, se sacaba un remate espectacular de chilena. Potente y colocado, el balón se estrellaría en las redes de Karius.

Foto: David Ramos Getty Images

Actualizado a:

La puntilla

Con 2-1 en el marcador y el Madrid jugando con el tiempo de juego, sería de nuevo Gareth Bale quien pusiese la puntilla a la final: recibió el balón a unos 28-30 metros de la portería de Karius, y sin pensárselo, disparó un trallazo que dobló las manos del portero alemán (para más inri, las había colocado mal). Era el tercer tanto madridista. Significaba la tercera Champions consecutiva blanca. El Madrid volvía a hacer historia en Kiev...

Foto: HANNAH MCKAY REUTERS

Actualizado a:

Y Cristiano dijo adiós

Tras la finalización del encuentro, Cristiano buscó las cámaras de televisión. Cuando nadie lo esperaba, el portugués anunciaba que se marchaba del Madrid. Lo que de repente era una fiesta se convertía en caras de sorpresa y de incredulidad. Tiempo después Marcelo reconocería que el día antes de la final, el portugués le había transmitido su intención de cambiar de equipo al finalizar esa temporada: dejaba 450 goles en nueve temporadas. Unas cifras espectaculares…

Foto: HANNAH MCKAY REUTERS

Actualizado a:

El final de un ciclo

La plantilla del Madrid celebra su tercer Champions consecutiva. Los datos en la competición europea bajo el liderazgo de Zidane (en su primera etapa) son formidables: 22 victorias en 33 partidos (el 66,67%), siete empates y apenas cuatro derrotas. Pero tras esa noche gloriosa en Kiev, el Madrid entraría en barrena: Zidane se marcharía apenas dos semanas después tras ver cómo Cristiano forzaba su salida del club madridista y varias de sus peticiones no iban a ser respondidas por la directiva del club: “Es necesario un cambio para seguir ganando…”. En marzo de 2019, sin embargo, regresaría al banquillo madridista…

Foto: LLUIS GENE AFP

Actualizado a:

20 / 20