ATLÉTICO DE MADRID

El día que el Atlético ganó el título liguero 19 años después

El 25 de mayo de 1996, en un Calderón abarrotado, el Atlético de Radomir Antic ganó su noveno título liguero. Los goles de Simeone y Kiko ya están en la historia del club madrileño.

El día que el Atlético ganó la Liga 19 años después.
JESUS RUBIO DIARIO AS

Una hora antes del partido ya no cabía un alfiler en un Vicente Calderón abarrotado como pocas veces. La reventa hizo su agosto ese 25 de mayo de 1996, hace ahora 24 años. Durante toda la semana previa al partido el reto era conseguir una entrada para un encuentro histórico. Reventas a un lado y a otro, merodeando por los alrededores del Vicente Calderón. Pocas veces el Manzanares vivió algo así. Dos horas antes los aficionados del Atlético ya colapsaban los aledaños del estadio, hasta el punto de que el bus rojiblanco tuvo problemas para entrar al recinto. Y cuando empezó el choque la gente se agolpó hasta por las escaleras. El club madrileño hubiese llenado otro Calderón más. O dos.

Así fueron los prolegómenos de un partido que el Atlético necesitaba vencer como pocas veces. Porque un triunfo ante el Albacete suponía ganar el título liguero 19 años después. Toda una generación de aficionados atléticos no habían visto a su equipo ganar el campeonato liguero y ese día el Atlético hizo feliz a miles de hinchas roijblancos. 19 años después el Atlético se subió a lo más alto de LaLiga.

El equipo entrenado por Antic ganó 2-0 al Albacete y se llevó el título, el noveno de la entidad madrileña. Antes, el 10 de abril, había ganado la Copa, por lo que logró un histórico doblete, el primero del Atlético en toda su historia. El Atlético acabó primero con 87 puntos, cuatro más que el Valencia, que fue segundo. Ganó 26 partidos, empató nueve y perdió siete. Marcó 75 goles a favor y encajó 32. Los goles de Simeone, en el minuto 13, y de Kiko, en el 31, no dieron pie a la emoción, algo muy del club madrileño. El Atlético había ganado el título ya en el descanso ante un Albacete entregado.

El máximo goleador liguero de ese Atleti campeón fue Penev, quien marcó 16 goles. Simeone hizo 12 tantos. Kiko marcó 11, Pantic, 10 y Caminero, 9. Uno de los éxitos de ese equipo fue que casi todos sus futbolistas de medio campo hacia adelante tenían mucha facilidad para marcar goles. Justo lo que le pide ahora el Cholo a la actual plantilla rojiblanca y que no se suele cumplir.

Molina; Geli (Tomás, 80'), Santi, López, Toni; Caminero, Pantic, Vizcaíno, Simeone; Kiko (Roberto Fresnedoso, 72') y Penev (Biagini, 73'). Esos fueron los que se jugaron el 25 de mayo de 1996 y pasaron a la historia de la entidad. Fue un Atlético con un fútbol bonito, atrevido, marcando goles y ofreciendo espectáculo. Tenía jugadores para ello pero el mérito de Antic fue crear un equipo de la nada, ya que muchos de los jugadores eran nuevos (Molina, Santi, Pantic, Penev...).

El éxito de Antic consiguió que Madrid se echara a la calle en las posteriores celebraciones. Y que Gil pudiera decir aquello de "ya me puedo morir tranquilo. Tenía un sueño y lo he conseguido".