GIRONA

Brandon: “Los compañeros están bien, finos y alegres”

El jugador del Girona se está recuperando de su grave lesión de rodilla y lanza un mensaje de confianza: “El equipo va a responder bien cuando se inicie la Liga".

Brandon: “Los compañeros están bien, finos y alegres”

Agradecido, fuerte y positivo. De esta manera se ha mostrado Brandon Thomas en una entrevista para los canales oficiales del Girona. El atacante, que fue intervenido el pasado 5 de mayo de su rodilla izquierda, está en el inicio de su recuperación y sigue un plan individualizado de trabajo. Pero ello no le impide compartir momentos con sus compañeros. Le están mostrando mucho apoyo y a la hora de hablar de cómo ve al equipo no dudó en comentar que “lo veo muy bien. Han entrenado duro durante el confinamiento en casa y están finos y alegres. Tenemos una plantilla amplia para conseguir los resultados que todos queremos y seguro que el equipo va a responder bien cuando se inicie el campeonato”.

Brandon está feliz por el resultado de la operación y es "salió genial. Al principio siempre vas con un poco de miedo porque era mi primera intervención y era importante, pero todo el equipo médico y el club me apoyaron, me tranquilizaron. La recuperación está siendo buena, va todo tal y como se preveía. Tengo un carácter positivo y alegre para superar esto lo antes posible. Lo estoy llevando bien”. Pasar por el quirófano no fue fácil ni rápido para él. Por culpa del COVID-19 se aplazó en hasta dos ocasiones su intervención quirúrgica y “fue duro. Tuve que estar esperando dos meses y lo más difícil era que, tras estar mentalizado para el día de la operación, se cancelara porque no podía entrar el hospital. Fue un golpe duro, pero era lo más lógico. Mi carácter me ha hecho llevarlo de lo mejor posible y superar este bache. Son lecciones que da la vida y me ayudará a crecer y a mejorar”.

Esta grave dolencia llegó en un momento en el que Brandon estaba participando y siendo un jugador importante para Martí, pero lo cierto es que “estas lesiones nunca vienen bien. Llegué en enero, todo el mundo me abrió las puertas y me dieron confianza. Se vio reflejado en el campo que estaba a gusto, cómodo. Pero tengo claro que esto me servirá para aprender y volver más fuerte. No me quedó otra que cambiar el chip después de la lesión y ser positivo. Además, si los compañeros me ven positivo para ellos, pisar el césped y volver a competir será más fácil y darán todo sabiendo mi situación y lo que significa no poder jugar”.