BARCELONA

El Barça descarta los drones en los entrenamientos

Los técnicos rechazaron esta tecnología (el software Wimu) para monitorizar las sesiones de entrenamiento individuales de los futbolistas en la Ciutat Esportiva.

El Barça descarta los drones en los entrenamientos
Handout Getty Images

Los técnicos del Barcelona rechazaron la posibilidad de recurrir a los drones para supervisar a los futbolistas durante las sesiones individuales, en las que ejercitaban los jugadores al mismo tiempo en tres campos diferentes. De hecho, la excusa para rechazar esta opción es que el club blaugrana ya cuenta en sus instalaciones de la Ciutat Esportiva con la tecnología adecuada para monitorizar los entrenamientos. En la mayoría de campos hay instaladas unas cámaras especiales que rotan y se desplazan para no perder de vista ningún punto del campo. Son cámaras de gran resolución, repartidas por todo el perímetro y capaces de formar grandes panorámicas si se componen entre ellas, además de permitir unas imágenes cenitales bastante análogas a las que transmitiría un dron.

La tecnología que utiliza el Barcelona para monitorizar los entrenamientos se llama Wimu. Se trata de un software especializado que permite medir tanto el esfuerzo físico de cada jugador como su desempeño táctico y cinético. Los drones, 'gadget' tecnológico utilizado por clubes como el Manchester City de Guardiola, cuentan con la ventaja de la capacidad inmediata de sobrevolar cualquier espacio y la obtención de imágenes aéreas de altísima resolución. De hecho, en el club ¡citizen' ha sido tal la aceptación que varios miembros del staff de Pep se sacaron la licencia de piloto de dron, y no resulta extraño ver en las sesiones del City varios drones surcando el aire al unísono durante los entrenamientos. La desventaja que tiene esta tecnología es la imposibilidad de utilizarlos en días de lluvia y su escasa autonomía: las baterías aguantan unos treinta minutos en el aire como máximo.