OSASUNA

Sergio Herrera: "Para un portero es aún más complicado entrenarse en casa"

El guardameta rojillo, Sergio Herrera, comenta como ha tratado de prepararse durante el confinamiento y analiza la actualidad de Osasuna.

Sergio Herrera.
Ion Alcoba Beitia GTRES

La plantilla de Osasuna continúa con su preparación diaria en las instalaciones de Tajonar, siguiendo los protocolos establecidos. El guardameta rojillo, Sergio Herrera, comentaba como ha tratado de prepararse durante el confinamiento: “El vivir en una casa con jardín me ha facilitado las cosas. Como portero he tenido algún trabajo específico que nos mandaba Sanzol, pero el protocolo y la programación ha sido más o menos para todos lo mismo. Para un portero es algo más complicado entrenar en casa, aunque con truquillos lo hemos ido sacando. El entrenamiento en casa era sobre todo para mantener el tono muscular y prevenir lesiones”.

Cuando regrese la competición será a puerta cerrada, respecto a lo que el de Miranda decía: “Sabemos de la importancia de nuestra gente, de lo que nos ha dado y nos da. Será una manera diferente. Tenemos ganas de que se solucione pero ahora es la única opción. Trataremos de sacar los partidos en casa adelante, pero sabemos que nos costará más. Nos mandarán su apoyo por otros medios y yo los cogeré con fuerza y cariño para rendir al máximo nivel. Nos da mucha pena que El Sadar vaya a estar vacío, pero es una cuestión de seguridad. A mí el ambiente me motiva mucho pero nos tendremos que acostumbrar”. Y con respecto a si volver el 12 de junio sería precipitado: “Tampoco sabemos hasta qué punto existe el riesgo de lesiones. Existe el miedo por el parón pero estamos llevando una buena preparación y los resultados están siendo buenos. La preparación en casa es diferente. Ahora trabajamos con más intensidad. Nosotros hemos respondido muy bien al trabajo de los entrenadores, aunque está claro que no es lo mismo un partido. Veremos cómo va evolucionando todo esto”.

Los rojillos llevan desde el lunes entrenando por grupos, algo que se asemeja, aunque todavía de lejos, a los entrenamientos habituales: “Ahora los entrenamientos son similares a antes de todo esto. Poder competir con un compañero, tener situaciones de uno a uno… Se va pareciendo más al fútbol normal, aunque sigue sin ser lo mismo. Entrenar con compañeros te aporta competir más. Estamos siendo muy estrictos tanto con el trabajo como con el protocolo. Los primeros días no podías ver ni acercarte a nadie”. Lo apretado del calendario hará que posiblemente todos los jugadores tengan minutos, algo que Sergio ve como positivo: “Ahora vamos a tener minutos todos y además de la preparación física, lo importante es que estemos todos con ganas y fuerzas para afrontar esta mini temporada y hacerlo lo mejor posible”.

Osasuna tiene ahora mismo 34 puntos, lo que quiere decir que aún no se ha logrado la permanencia y Herrera recordaba: “Tenemos un colchón de puntos, pero no nos podemos relajar. Si antes debíamos ser precavidos, ahora mucho más. Hay que tener en cuenta que una de nuestras grandes bazas era El Sadar y ahora estará vacío”. El 20 de mayo es una fecha especial para el meta rojillo y es que, tal y como recordaba: “Hoy hace un año que ascendimos y dos que me rompí la rodilla. El año de Segunda fue muy bueno y el ascenso y jugar en Primera fueron increíbles. Lo que más me ha gustado ha sido poder disfrutar de una situación cómoda, no vernos en apuros”.

Su compañero Chimy Ávila ha sido noticia en los últimos días al reconocer abiertamente que estuvo a puntor de fichar por el Barcelona y en ese sentido, comentó: “No me he enterado de nada. Sé que algo ha dicho. Es respetable que haga esas declaraciones públicamente. De momento es compañero nuestro, lo queremos mucho y ojala podamos disfrutar de él durante mucho tiempo”.