BAYERN

Lucas se topa con un muro llamado Alphonso Davies

El ex del Atlético, fichado a golpe de talonario, perdió el sitio en el Bayern por una lesión y ahora no hay quien pare al canadiense, una de las revelaciones del fútbol mundial.

El Bayern mantuvo el liderato en la vuelta de la Bundesliga al ganar al Union Berlín en su campo por 0-2 y el club muniqués comprobó que Alphonso Davies, la gran revelación de la temporada, lo retoma justo como lo dejó. Rompiéndola. El canadiense había rayado a gran altura en la despedida momentánea de la Bundesliga y había dejado un partidazo en la ida de octavos de la Champions contra el Chelsea, antes de que el coronavirus hiciera acto de presencia.

Casi solución de emergencia para el lateral zurdo, el jovencito de 19 años ha devorado a Alaba y ni que decir tiene que también lo ha hecho con Lucas. El francés, cuya lesión de tobillo frenó en seco su inicio en el Bayern, ve ahora como poco accesible la titularidad en el lateral zurdo y tiene que apuntar a la demarcación de central, la que por otra parte era la que más le gustaba y donde mejor se movía hasta el Mundial que ganó con Francia. El Bayern, atraído principalmente por ese rendimiento en el costado, pero también por su polivalencia, se gastó 80 millones.

10 solamente le costó un Alphonso Davies que ahora ha desplazado a Alaba también al centro de la defensa para multiplicar ahí la competencia. Tampoco es halagüeño eso para Lucas, que ya ha visto cómo los dardos siempre afilados de Matthäus le señalaban hace unas fechas para poner en duda la gestión de los fichajes de Salihamidzic, el director deportivo. Desde su rehabilitación, Lucas ha jugado en cinco de los siete partidos del Bayern, siendo titular únicamente en uno, contra el Paderborn, el colista. Ante el Union Berlín, el francés no participó. Le va a costar retomarle el pulso al gigante bávaro en la parte decisiva de la temporada. Lo mejor, de momento, para el exjugador del Atlético en el escenario que ha dibujado el coronavirus es el aplazamiento de la Eurocopa, lo que le permitirá ganar tiempo para estar en mejores condiciones en la nueva fecha.

Mientras tanto, tiene entre manos una durísima labor, ya que Alphonso Davies se ha erigido en un muro muy difícil de escalar. Jugársela en el centro con Alaba o Boateng parece más accesible en este momento. Por su parte, el canadiense firmó hace pocas semanas su ganada ampliación y mejora de contrato hasta 2025. Lucas buscaba una nueva experiencia, dijo cuando dejó el Atlético, y la está viviendo en toda su extensión. De momento, no ha arrancado con paso muy firme y tendrá que desenvolverse en territorio hostil, fuera del Atlético donde se le cuidaba como a uno de la casa y sin las urgencias de validar una millonaria inversión.