SELECCIÓN ESPAÑOLA

Cracks del Siglo XXI: Ander, el triunfo de la normalidad

Barrenetxea debutó hace una temporada y media con el primer equipo de la Real, aunque sigue en edad Juvenil. El goleador donostiarra más joven de la historia.

Cracks del Siglo XXI: Ander, el triunfo de la normalidad
JUAN AGUADO

Ander Barrenetxea (San Sebastián, 2001) debutó en primera hace ya temporada y media, pero todavía sigue en edad juvenil. Siguió ese camino que muchos entrenadores del fútbol base reclaman: adelantar los procesos de los jóvenes con más talento. En la Real Sociedad entendieron que era lo que tocaba con este futbolista con velocidad endiablada y un potente disparo, que puede adaptarse a casi cualquier posición del ataque.

El 21 de diciembre de 2018 entró en la historia de la Real, al convertirse en el segundo jugador más joven en debutar. Lo hizo contra el Alavés, con 16 años y 359 días. Sólo Pedro Irastorza (15 años y 288 días) fue más precoz que él, aunque para encontrar su estreno hay que remontarse al 4 de febrero de 1934. Ander, eso sí, se convirtió en el primer jugador nacido en el Siglo XXI en debutar con el primer equipo donostiarra.

La directiva se había dado prisa, ya que poco antes de ese estreno en Primera se había asegurado su blindaje con una renovación hasta 2025 con 60 millones de euros de cláusula. Sabían que su explosión en el primer equipo era cuestión de tiempo.

Su primer gran partido llegó contra el Getafe, en abril de 2019, y ese día se hizo viral una imagen que señala también su personalidad: le fotografiaron dejando una bicicleta municipal en una estación del centro de San Sebastián. Aún sin carnet de conducir, el joven jugador regresó a su casa en bicicleta después de un partido en el que la Real certificaba su continuidad en Primera.

Poco más tarde, el 12 de mayo de 2019, escribió su nombre en la historia de la Real Sociedad como el goleador más joven de la historia (17 años y 136 días). Fue contra el Real Madrid. Ese buen rendimiento le valió para ser convocado en verano por Santi Denia para la Eurocopa Sub-19 (siendo un año menor que el resto), en la que La Rojita se proclamó campeona de Europa (Ander no fue titular pero salió en las segundas partes de casi todos los partidos).

En casa, Ander tiene una referencia, aunque en otro deporte muy diferente al que él ha elegido. Su madre, Azu Muguruza, es la entrenadora del IDK Gipuzkoa, equipo femenino de baloncesto que juega en la Liga Endesa. Con las enseñanzas que recibe de sus técnicos en la Real y en la Selección, unidad a las que tiene en casa y a su talento innato, los aficionados de la Real tienen en Barrenetxea a un talento para muchos años…