RACING

Fase 2: tres grupos y cuatro porteros

Oltra divide la plantilla en tres equipos equilibrados e incorpora a Germán Fernández, portero del filial, junto a Iván Crespo, Luca Zidane y Lucas Díaz

Fase 2: tres grupos y cuatro porteros
LaLiga DIARIO AS

El fútbol se maneja en estos tiempos de pandemia, por fases, como las de la desescalada que controla el Gobierno de España..., pero diferentes. El fútbol va desfasado respecto al resto del país. Así, mientras Cantabria está todavía en Fase 1, está ya en la Fase 2 de sus entrenamientos, como el resto de los equipos de LaLiga (incluidos los que en sus ciudades están todavía en Fase 0). Así, la semana la ha comenzado José Luis Oltra pudiendo trabajar con sus futbolistas en ejercicios colectivos, de diez en diez, como máximo.

El valenciano no quiso tampoco cargar la mano el primer día, pero ya dispuso, después de un calentamiento con algo de carga de fuerza a cargo de Marcos Chena, el preparador físico, el primer rondo de esta pretemporada primaveral y dos ejercicios de posesión distintos en campo reducido. En los tres ejercicios, eso sí, dejó claro, que se debían evitar en la medida de lo posible los contactos.

Para esta nueva fase de entrenamientos el valenciano ha incorporado a un cuarto portero, Germán Fernández Hidalgo, del Rayo Cantabria, que ya pasó pruebas del COVID-19 el pasado viernes en lugar del lesionado David Barral, que está en Madrid. La plantilla la dividió en tres equipos más o menos equilibrados, con jugadores de varias líneas en cada grupo. En uno estuvieron Luca, Iván Crespo, Mario Ortiz, Sergio Ruiz, Papu, Lombardo, Borja Galán, Cejudo, Tresaco y David Rodríguez. En otro grupo, con Germán bajo palos, estuvieron Buñuel, Alexis, Goñi, Manu Hernando, Abraham, Nkaka, Nando, Camus y Jon Ander. En el tercero, con el cancerbero Lucas Díaz, se ejercitaron Carmona, Olaortua, Moi, Toribio, Kitoko, Martín Solar, Nico Hidalgo, Guillermo y Jordi Figueras, que no completó la sesión.

El plan de trabajo incluye sesiones dobles tanto el martes como el jueves, como estaba previsto también la semana pasada, aunque el míster levantó el pie a media semana, contento de la marcha del negocio, y liberó a su equipo del entrenamiento vespertino del jueves.