PRIMERA

Lozano, Tebas y Rubiales forman el Grupo de Mediación

Técnicamente ser llamará 'Grupo de Contacto CSD-Liga-RFEF' y trabajará para limar diferencias sin llegar a los tribunales, algo habitual hasta ahora.

Lozano, Tebas y Rubiales forman el Grupo de Mediación
Ballesteros EFE

Irene Lozano, presidenta del CSD, ha impulsado la creación de una comisión mixta de conciliación para resolver los conflictos entre LaLiga (LFP) y la Federación (RFEF) a la que también pertenecen Javier Tebas y Luis Rubiales. Cada uno de ellos ha nombrado un asesor legal técnico que estará en las reuniones, que en principio serán mensuales. Entre los primeros asuntos que se están sobre la mesa está el partido de los lunes, que como ha informado este periódico es una aspiración de LaLiga. Pero este asunto está aún sub iúdice, pendiente de una resolución que puede tardar poco en llegar y sobre la que ha habido un cambio de escenario relevante.

La presidenta del CSD ha conseguido meter en cintura a Tebas y Rubiales después de años de roces entre ambos. Tebas y Rubiales han firmado un documento en el que se comprometen, entre otras cosas, a "resolver de forma amistosa los conflictos", lo que abre la puerta a retirar las decenas de demandas que se tienen interpuestas. Entre estas demandas está la referente al partido de los lunes, asunto que estudia el juez Andrés Sánchez-Magro, titular del Juzgado Mercantil número 2.

Porque fue en sede judicial donde Liga y Federación acudieron en agosto del año pasado para resolver el problema. Sánchez Magro autorizó entonces el fútbol los viernes, pero no los lunes. Fue una sentencia cautelar que se basó en el argumento de que el partido de los lunes castigaba en cierto modo a las aficiones cuyos equipos jugaban en la noche de un día laborable con respecto a los que lo hacían en fin de semana. Pero ahora, al determinar la ley que todos los partidos deben ser a puerta cerrada, ese argumento se queda vacío de contenido. LaLiga, en este sentido, quiere recuperar ese día para dar más opciones a los operadores de televisión, que aún tienen pendiente el pago de más de quinientos millones de euros a los clubes de Primera, que los necesitan para cuadrar sus presupuestos.