GIRONA

“Tenemos un final de curso apasionante; será un no parar”

Asier Riesgo deja claro que “esperamos ponernos en forma a tope” para lo que resta de Liga y así “dar una buena alegría a la afición y conseguir el ascenso”.

“Tenemos un final de curso apasionante; será un no parar”
Girona FC

El Girona no tiene tiempo que perder. Desde el pasado sábado, el conjunto rojiblanco está encadenando sesiones de trabajo diarias y es que el objetivo es claro: volver a Primera División. Asier Riesgo habló de ello y espera que las últimas 11 jornadas de Liga que restan por disputarse les catapulten: “Tenemos un final de temporada apasionante, muy bonito y seguro que va a ser un no parar, de jugar cada pocos días. Por eso esperamos ponernos en forma a tope y afrontar estos últimos 11 partidos bien para alcanzar el objetivo”.

El portero rojiblanco se mostró disgustado por el hecho de que el final de curso se tenga que disputar a puerta cerrada, pero lanzó un mensaje a la afición del Girona: “Intentaremos darles una buena alegría y conseguir el ascenso”. La vuelta al trabajo sobre un terreno de juego ha sido bendecida por todos los futbolistas del conjunto gerundense y Riesgo comentó que “ya teníamos ganas. Nunca hemos estado tanto tiempo sin pisar un campo, sin vernos y sin fútbol en general. Después de tanto tiempo en casa teníamos ganas de normalidad y encontrarnos con el fútbol, que es lo que tanto nos gusta”. Durante el confinamiento, el cuerpo técnico organizó sesiones grupales, como mínimo, dos días a la semana y “nos ha venido bien. Hemos estado constantemente en contacto y ha servido para mantener la relación y la sensación de equipo”.

Tanto Riesgo como Juan Carlos están siguiendo un trabajo específico de porteros durante estos días y el meta de Deva desveló que "lo estamos llevando bien, aunque nunca habíamos entrenado tan solos". A los dos metas y a sus compañeros, antes de la sesión de este viernes, se les ha tomado la temperatura y después han trabajado bajo las órdenes de Pep Lluís Martí. Han estado divididos en grupos de, como máximo, seis integrantes y en uno de los campos se ha realizado trabajo físico, de carrera continua y de resistencia para seguir cogiendo el tono físico. En el campo y medio restante, los jugadores rojiblancos han hecho un circuito en el que han practicado ejercicios con balón, cambios de ritmo y coordinación. Se ha trabajo también la puntería de cara a portería. Además, han habido ejercicios con pesas para fortalecer brazos y piernas.