REAL MADRID

La amistad entre Zidane y Pinault es clave para fichar a Camavinga

François-Henri, hijo del magnate propietario del Rennes y Zidane son amigos desde hace una década. Odegaard casi va cedido al Rennes por eso.

Camavinga se ha convertido en el gran objetivo para el centro del campo siempre que se produzcan algunas salidas en la plantilla blanca y que su precio no suba mucho por la puja que hay, principalmente, con PSG y Juventus. Como informó AS, ya se han producido los primeros contactos entre Real Madrid y jugador. El Rennes ya ha manifestado su intención de no vender, pero hay un hecho que puede ser determinante en la operación por el medio de origen angoleño, la gran amistad existente entre Zidane y François-Henri Pinault, hijo de François Pinault, el magnate (tercera fortuna de Francia) propietario del Rennes.

Fuentes conocedoras de la situación con respecto a Camavinga aseguran a este periódico que, llegado el momento, la buena relación entre François-Enrique y Zidane sería suficiente para ver a Camavinga en el Madrid. Ambos se conocen de las altas esferas de la sociedad francesa desde hace más de una década. Se les ha podido fotografiar juntos en múltiples actos públicos, especialmente relacionados con la Fundación de la lucha contra el ELA que ambos han impulsado con mucha fuerza. En 2009, por ejemplo, lanzaron juntos una campaña, Gift for Chance, en favor de los niños afectados.

La lucha contra esa dura enfermedad les ha unido mucho a los dos y Zidane no ha querido faltar a los actos organizados por François-Henri, hasta el punto de que incluso al propio Zidane se le ha visto participando en campañas para buscar fondos en el estadio del Rennes. También se ha visto a Zidane junto a François-Henri Pinault y su glamurosa pareja, Salma Hayek, en el palco del Stade de France viendo a la selección francesa. Sucedió, por ejemplo, en el Francia-Irlanda tan polémico por la mano de Henry que dejó a los primeros sin Eurocopa. En 2012, a los tres (Zidane, Pinault y Hayek) se les concedió la Legión de Honor del país en un acto conjunto con otras grandes personalidades.

Pinault, Hayek y Zidane en el palco del Stade de France.

La buena relación entre el hijo del magnate Pinault y Zidane se puso de manifiesto, también, en 2016, cuando Odegaard estuvo a punto de irse cedido al Rennes. El joven jugador, que entonces tenía 16 años, incluso fue cazado viendo un partido del equipo en el palco del Roazhon Park. Pero finalmente la operación no se consumó por el riesgo que existía de incumplimiento dela normativa de la FIFA. La investigación al Madrid por el incumplimiento de la normativa del Estatuto de Transferencia de Jugadores por el caso de los menores estaba en curso. "No vendrá este verano por su edad. Hasta diciembre no cumple los 18 y el Real Madrid no quiere correr riesgos, dado que todavía no saben la respuesta a su recurso a la sanción de la FIFA", declaró Mikael Silvestre, entonces consejero del presidente del Rennes, en RMC.

Odegaard, cazado en Rennes.

Ahora hay un nuevo nombre sobre la mesa que une a las dos entidades, el de Camavinga. Con 17 años es la nueva perla del fútbol europeo. El magnate François Pinault (83 años) ha dado orden de que no se venda. O, al menos, que no se repita el ridículo que protagonizaron con Dembelé, al que vendieron al Borussia por 20 millones y que luego los alemanes traspasaron al Barça por 140. De cualquier manera, la amistad entre el hijo del magnate y Zidane deja al Madrid como el mejor posicionado para una futura salida.