Villarreal

Once leyendas del Villarreal por dorsales

¿Quién es el mejor jugador del Villarreal que llevó el número 7?, ¿y el 9? Éstos son los históricos futbolistas que portaron los dorsales del 1 al 11.

  •  Sergio Asenjo en su etapa como jugador del Villarreal

    1. Sergio Asenjo

    Actual portero del equipo amarillo, en el que ya acumula siete temporadas, llegó como cedido en la temporada 13-14, para ya continuar hasta el día de hoy. Suma un total de 203 partidos oficiales, siendo el portero con más partidos en la historia del club por delante de Diego López y Pepe Reina. Su potencia y reflejos bajo de los palos serían su gran virtud, aunque destaca por su fortaleza mental y la capacidad de superación. Suma cuatro lesiones de rodilla, de las cuales dos vistiendo de amarillo. Y sigue al mismo nivel, lo que incluso le llevó a la Selección.

    FOTO: Quality Sport Images (Getty Images)

    1 / 11

  • Mario Gaspar en su etapa como jugador del Villarreal

    2. Mario Gaspar

    Uno de los capitanes del equipo, en el que sigue jugando. El lateral derecho con más partidos de la historia, llegó de la cantera en la temporada 2008 y suma ya doce temporadas. Sus registros le hacen ser el segundo jugador con más partidos oficiales, con 386 encuentros. Es de los pocos canteranos amarillos que ha llegado a la Selección, siendo un fijo en el equipo hasta esta temporada. Portento físico y fuerte en el trabajo defensivo; con llegada al área rival, pero le cuesta desbordar y centrar con peligro.

    FOTO: CHEMA DIAZ (DIARIO AS)

    2 / 11

  •  Arruabarrena en su etapa como jugador del Villarreal

    3. Arruabarrena

    El defensa argentino fue clave en el Villarreal de la gran época, ese que jugó al Semifinal de Champions. Carismático y muy listo en el campo, como demuestra su capacidad de marcar goles vitales. Su gol al Inter en cuartos de final, es una muestra de ello. Con siete temporadas y 208 partidos, fue durante años uno de los jugadores con más partidos en el club. Listo tácticamente, con mucha llegada y calidad. No era un diez, pero siempre bien.

    FOTO: ACAN (DIARIO AS)

    3 / 11

  •  Quique Álvarez en su etapa como jugador del Villarreal

    4. Quique Álvarez

    Es el segundo entrenador del equipo, y el segundo defensa central con más partidos. Sus siete campañas en el equipo y 250 partidos, coinciden con el crecimiento del club desde el año 00. Jugador inteligente y con una colocación exquisita, a lo que sumaba la capacidad de sacar la pelota jugando. No era alto, no era rápido; pero sin duda ha sido un referente en la parcela defensiva. Transmitía tranquilidad y seguridad siempre. Capitán de la época dorada.

    FOTO: ANGEL SANCHEZ (DIARIO AS)

    4 / 11

  • Gonzalo Rodríguez en su etapa como jugador del Villarreal

    5. Gonzalo Rodríguez

    El defensa argentino llegó muy joven al Villarreal, en aquella época en la que el mercado argentino era la referencia. El defensa más completos que ha pasado por el Villarreal, fuerte en la marca, con facilidad para el gol, buen trato de balón y con mando en el campo. Como Asenjo pasó por una lesión de rodilla y una fractura abierta de tobillo, de las que se pudo recuperar. Con Godín hizo una pareja espectacular. El defensa con más partidos oficiales del club, ocho temporadas y 253 partidos.

    FOTO:

    5 / 11

  •  Marcos Senna en su etapa como jugador del Villarreal

    6. Marcos Senna

    Uno de los mejores jugadores de su generación en esa demarcación. Llegó muy joven al Villarreal al truncarse el fichaje de Gilberto Silva, y hoy es el embajador del club. Un trabajador incansable, capaz de manejar un equipo defensiva y ofensivamente. Calidad para jugar y para llegar al área, y con un disparo bestial. Aragonés lo supo ver y se lo llevó para que fuera vital en la primera Eurocopa. Tercer jugador con más partidos en el club, con 363 encuentros.

    FOTO: ANGEL SANCHEZ (DIARIO AS)

    6 / 11

  • Pires  en su etapa como jugador del Villarreal

    7. Pires

    Clase, calidad y carisma. Llegó muy veterano al Villarreal, pero fue de lo mejor que se ha visto en el Madrigal. Con personalidad se hizo imprescindible. Calidad con la pelota en los pies, y con mucha facilidad para hacer daño. Se encontró a un equipo que jugaba a lo que el sabía jugar, se le vio disfrutar en el campo.

    FOTO: DAVID GONZALEZ (DIARIO AS)

    7 / 11

  •  Riquelme en su etapa como jugador del Villarreal

    8. Riquelme

    Es el icono del Villarreal. Uno de los mejores centrocampistas de la historia. En el Villarreal jugó su mejor fútbol, en un equipo hecho para él. Verlo jugar con la pelota pegada al pie y regatear una y otra vez, es algo inolvidable para los seguidores amarillos. Su visión de juego, sus disparos y el balón parado (ponía la pelota donde quería), era otras de sus armas. Salió mal del club, con cierta controversia con el club y el técnico Manuel Pellegrini.

    FOTO: ANGEL SANCHEZ (DIARIO AS)

    8 / 11

  • Martín Palermo en su etapa como jugador del Villarreal

    9. Palermo

    Fue y será el fichaje más mediático de la historia del club castellonense. Su llegada desde aquel Boca campeón de la Intercontinental, puso al Villarreal en le mapa futbolístico mundial. Delantero de referencia y goleador, nunca llegó a explotar de amarillo, ya que nunca llegó a arrojar grandes cifras. Peligroso dentro del área y en el juego aéreo, mientras que el suyo era un equipo que necesitaba más juego fuera y que centraba poco.

    FOTO: ANGEL SANCHEZ (DIARIO AS)

    9 / 11

  •  en su etapa como jugador del Villarreal

    10. Cani

    Calidad a raudales. Intermitente. Buen dribling en carrera y buen disparo desde fuera del área. Jugador desequilibrante, capaz de lo mejor y de ser el mejor, como de pasar tiempo sin jugar. Uno de los jugadores más queridos por la grada, animador del vestuario. Jugó nueve temporadas y 327 partidos oficiales.

    FOTO: ANGEL SANCHEZ (DIARIO AS)

    10 / 11

  •  Jose Mari en su etapa como jugador del Villarreal

    11. Jose Mari

    Fue uno de los fichajes referentes de la primera época amarilla. Llegó para ser el referente del equipo desde el Milán, haciendo muy buena pareja con Forlán en es periodo. Más físico y potente, que técnico. Trabajador incansable, con carácter y muy competitivo. Jugó cuatro temporadas y 163 partidos oficiales.

    FOTO: ANGEL SANCHEZ (DIARIO AS)

    11 / 11

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.