MÁLAGA

Pacheco: “Sueño con celebrar mi quinto ascenso con el Málaga”

Dani Pacheco (Pizarra, Málaga, 5-1-1991) ascendió con Norwich, Betis, Alavés y Getafe. Quiere repetir con el Málaga y está dispuesto a rebajarse el sueldo si el club lo necesita.

Pacheco: “Sueño con celebrar mi quinto ascenso con el Málaga”
MARIANO POZO DIARIO AS

Lo primero de todo. ¿Cómo se encuentran usted y los suyos?

Todos bien por suerte. Y en el equipo tampoco ha habido nada, al menos que lo hayamos notado. Nos hicieron las pruebas y nadie tiene síntomas de nada.

¿Dónde ha pasado la cuarentena?

En Benalmádena, que es donde vivo con mi novia. Nos hemos turnado para comprar una vez a la semana una vez ella y otra yo. Mi familia está en Pizarra.

¿Cómo han sido sus entrenamientos?

Al principio de todo nos dieron a cada uno una bici estática. Hemos hecho mucha bici y ejercicios que nos han mandado con material que teníamos. A algunos les dio tiempo a comprar algo por internet para tener alguna cosa más. Cada uno con lo que ha podido.

¿Fueron muy pesados los test del COVID-19?

No. Todo fue muy rápido y simple. Llegamos ahí. Nos estaban esperando en una sala y cada uno teníamos nuestro turno de hora. La prueba fue rápida. Sin ningún problema. Nos sacaron sangre del brazo y la segunda prueba era para saber si lo has pasado, que consiste en un palito que te meten en la nariz y en la boca.

¿Qué le decían sus vecinos en esas escasas veces que ha salido a comprar?

No conozco a mucha gente de aquí. Íbamos a comprar a sitios grandes donde hay mucha gente y casi nadie te reconoce… aunque alguno sí. Te preguntan por la salud y por si sabíamos cuando íbamos a volver. Teniendo precaución, manteniendo la distancia y charlando cuando ha surgido.

Cómo cambia la vida…

Esto nos ha pillado por sorpresa a todos. Hemos tenido la suerte de poder hacernos los test y ahora podemos empezar a trabajar.

¿Tenía ganas de volver a entrenar aunque fuese con estos protocolos tan severos?

Teníamos muchas ganas de empezar e ir cogiendo todo para cuando nos toque jugar porque no es lo mismo trabajar solo en casa durante tanto tiempo. Prácticamente ha sido el doble de tiempo de lo que tenemos en verano, que puedes salir y entrenarte en un sitio en mejores condiciones que en tu propia casa.

¿Tenía su mascarilla?

Sí la tenemos, pero ya nos dijeron que, cuando llegásemos, teníamos que coger una mascarilla, los guantes y el gel que estaba en la puerta del parking. Así que llegué, me desinfecté las manos y me puse los guantes y la mascarilla. Esto nunca lo habíamos vivido.

¿Comparte la postura del cadista Fali, que no quiere jugar?

La respeto. Está en todo su derecho de pensar que, si acude a entrenarse, se va a poner en riesgo su salud y la de su familia. Con el tema del riesgo cada uno puede tener más o menos miedo o respeto. Yo creo que todos los jugadores de cualquier país piensan que los sanitarios deberían tener un test, pero no por eso debemos rechazar un test que a nosotros nos puede hacer una empresa como LaLiga. Y nosotros vivimos de esa empresa.

Suponemos que tendrán ganas de jugar.

¡Imagínese! Ya cuando estamos en verano tras haber terminado una dura temporada deseas volver y arrancar la pretemporada… Ahora mucho más.

Las lesiones le han respetado más bien poco.

Desde que he llegado estoy teniendo más lesiones de la cuenta. El año pasado fue complicado y este año he tenido tres meses buenos, pero el problema del talón me está molestando.

El parón llegó cuando Pacheco estaba encontrando sensaciones.

El equipo estaba en una buena dinámica a pesar de la última derrota contra el Zaragoza. Habíamos mejorado mucho. Ahora empezamos todos de nuevo con un parón muy largo. A ver cómo nos afecta.

Todos sus compañeros hablan muy bien de Sergio Pellicer.

Todo lo que tenemos que decir sobre él es bueno. Desde que llegó quiso centrarse sólo en lo deportivo y dejar de un lado todos los problemas que había en el club y lo que le rodeaba. Ha conseguido, en un tiempo récord, que la gente sólo pensara en fútbol. Y se ha visto la mejora del equipo.

¿La salida temporal de Al Thani ha dado más tranquilidad al equipo?

Sí. Es cierto que no estaba presente y que apenas teníamos contacto con él. Pero todo lo que estaba pasando, las noticias que llegaban al vestuario, provocaban una inestabilidad diaria de no saber por dónde podía ir la cosa. Desde que los jueces se han hecho cargo del club hay más tranquilidad y están trabajando en lo que ellos creen que deben hacer. Nosotros estamos tranquilos y pensando en trabajar.

Dani Pacheco es el rey de los ascensos. Lleva cuatro nada menos…

Es algo complicado porque la Segunda División, y más en España o Inglaterra, es una competición muy dura con presupuestos muy parejos. Conseguir algo tan bonito en cuatro sitios tan distintos es una suerte. El primero fue en Inglaterra con el Norwich, que ya venía de ascender desde la tercera categoría inglesa. Con el Betis fue especial por lo que significó para su afición. El del Alavés fue precioso porque no teníamos ese objetivo. Y en el Getafe igual porque venía de un descenso. Marqué en la final contra el Tenerife y eso no se olvida.

¿Es posible un quinto ascenso con el Málaga?

Es lo que queremos, soñamos y para lo que trabajamos cada día. Todavía estamos a tiempo. Esta temporada es complicado, pero se puede lograr y si vuelve la competición, haremos todo lo posible para intentarlo.

La palabra playoff no está descartada…

No puede estarlo. Faltan once jornadas y son ocho puntos. Ya sabemos cómo es la Segunda División. Ganas dos partidos y te plantas arriba. La dinámica cambia y la confianza crece. Son muchos puntos.

¿Sueña que ese quinto ascenso sea con el Málaga?

Ascender en casa con tus amigos y familia, con el club con el que empecé, sería lo más bonito que podría pasar.

¿Qué queda de aquel niño que se fue al Barcelona con 12 años?

La misma ilusión y, si cabe, más por estar haciendo durante tantos años lo que me gusta y siempre he querido.

¿Con qué se queda de aquellos años en el Barcelona?

Fue una etapa muy bonita porque pasas de ser un niño a un principio de adulto. Aprendes mucho. Y tuve la suerte de estar en una de las mejores canteras en aquella época.

¿Su mejor etapa?

Quizá la de Barcelona porque estaba rodeado de los mejores jugadores de mi edad. El Barça tiene ese poder de coger a cualquier jugador del mundo y llevarlo a su cantera.

¿Coincidió con Messi?

No entrenando ni jugando, pero sí en la residencia, en el colegio. Cuando nuestros partidos lo permitían, toda la cantera intentaba ver al equipo de Messi sólo para verle jugar. Ya desde juvenil… imagínese lo que hacía. ¡Maravillas!

¿Hasta cuándo tiene contrato?

Me queda otro año más, hasta 2021.

¿Estaría dispuesto a asumir una rebaja salarial dada las especiales circunstancias que vive el mundo del fútbol?

Seguro que sí. Tenemos que adaptarnos. Si llega el caso y el club necesita que todo el mundo se adapte a la nueva situación económica, obviamente el club hablaría con nosotros y seguro que nos sentamos y en la mayoría de los casos estaríamos dispuestos a llegar a unos acuerdos donde las dos partes estuviésemos satisfechas. Si llega el caso se hablará, por supuesto.

Puede ser una rebaja muy radical…

No lo sabemos. No sabemos realmente cómo está el club económicamente o cómo va a afectar esta crisis. Si la Liga va a terminar, afectará menos, eso parece que es claro. Si la Liga no termina, afectará más. El club es que tiene que saber cómo está y los administradores cómo son los contratos nuestros y valorar con quién tienen que hablar. Estamos todos dispuestos a que nos llamen.

¿Y lo de jugar a puerta cerrada?

Es duro, pero no nos queda otra porque manda Sanidad, manda el Gobierno. Sería por un bien para toda la gente para evitar riesgos de contagios. Nos veríamos afectados porque, en Segunda División, hay pocas aficiones como la nuestra. Sería un golpe duro. Pero hay que adaptarse.

Esta temporada está siendo especialmente dura. En estas circunstancias la cantera nunca falla.

El Málaga tiene la suerte de poder contar con la cantera. No es fácil porque dar el salto desde Tercera a una Segunda tan igualada es complicado. Primero Víctor y luego Pellicer han confiado mucho en la gente de la cantera y ellos han respondido. Además hay un vestuario magnífico que también ayuda a que los jóvenes se adapten muy rápido y no sientan esa presión. Aquí se ayuda mucho a los jóvenes. Ellos están devolviendo ese cariño que nosotros les damos con un buen trabajo. Ismael empezó en Zaragoza e hizo un gran partido. Y el chico está consolidado.

¿Y Dani Pacheco dónde prefiere jugar?

Siempre me ha gustado más jugar de segundo delantero, de mediapunta o de centrocampista ofensivo por el centro del campo. Pero llevo tres años jugando en la banda izquierda y haciéndolo bien. Con los años te das cuenta de que lo importante es ayudar al equipo donde te toque.

¿El jugador del Málaga que más le ha sorprendido?

Quizás de los jóvenes Keidi y Luis Muñoz son jugadores que tienen un futuro importante, con las ideas muy claras. Les espera una buena carrera. Keidi es un tipo muy humilde, currante y trabajador, al igual que Luis Muñoz.

¿Este Málaga hasta dónde puede llegar?

Lo veremos. Creo que podemos pelear por todo todavía. El primer objetivo y más importante es salvarnos lo antes posible. Y si luego queda tiempo, intentar aspirar a meternos arriba.

¿Cree que la Liga se va a acabar?

Yo creo que sí se acabará. Es una creencia, no tengo información.

¿Espera que tengamos después de todo esto un mundo mejor?

Habrá que verlo. Espero que sí. Pero no lo tengo claro porque el ser humano se olvida muy rápido de todo. Somos así. Cuando pasa algo nos damos cuenta de lo que hemos hecho, pero cuando vuelve la normalidad, lo olvidamos.