VILLARREAL

El entorno de Bruno está convencido de que esta vez es la definitiva

El futbolista lleva tres años apartado de los terrenos de juego pero la familia del jugador está segura de que esta vez volverá para quedarse.

El entorno de Bruno está convencido de que esta vez es la definitiva
DIARIO AS DIARIO AS

Bruno Soriano está muy cerca de poder volver a jugar, algo por lo que viene peleando desde hace casi tres años. Una pelea en solitario que no ha sido nada fácil, y en la que solo su familia y el vestuario, es consciente de lo que ha costado. Por ello, este es un momento especial para todos ellos, que cruzan los dedos y esperan expectantes la resolución.

Y de ese entorno, destaca su familia, que ha sido la que ha vivido más de cerca y con más intensidad esta situación. Y de ese entorno, su hermano Esteban, ha explicado a AS como están los ánimos del jugador y de todos ellos. Unos ánimos que reconoce están "muy altos", ya que todos están convencidos de que "esta es la definitiva".

El hermano del capitán amarillo asegura que "Bruno va a volver a jugar, va a estar otra vez en el campo y va a cerrar de una vez este mal sueño de la lesión". Un regreso que se basa en "la gran mejoría de estos meses, en los que ha desaparecido el dolor y las molestias que surgieron tras tanto tiempo sin jugar". Cuestionado Esteban por estos años, este aseguraba que "ha sido muy duro, ha sido muy complicado no poder volver, las recaídas cuando ya parecía que estaba y el ver pasar los días y que el dolor no desaparecía". Algo que reconoce "hizo que casi todos perdiéramos la esperanza y que estuviéramos ya desesperados", algo que asegura "nunca le ha pasado a Bruno, que siempre ha tenido ganas de trabajar, y sobre todo fe en regresar".

Por ello, admite que lo que ha hecho su hermano es algo "increíble", ya que ha tenido que ser "muy fuerte para poder seguir y no bajar nunca los brazos". Cuestionado por ese posible regreso, Estebán tiene claro que se va a dar "más pronto de lo que se espera", aunque es consciente de que "debe ir todo como hasta ahora han ido las cosas". Y de darse, es el primero en lamentar que "tenga que ser a puerta cerrada por todo esto", ya que "su ilusión era estar con la gente, poder estar con ellos, con los que se han preocupado y le han animado en estos momento".

Por lo que reconoce que esta "ha sido una carrera muy dura, y a eso además hay que sumarle que por esta historia su posible regreso tenga que ser en un campo vacío", admitía. Los Soriano viven esperanzados, con ganas de que Bruno vuelva a hacer lo que más le gusta, tras verlo tres años "en los que se le veía en la cara que estaba pasándolo muy mal".