REAL VALLADOLID

Moyano: "Entiendo el miedo de Fali y respeto la decisión que ha tomado"

El capitán del Real Valladolid se mostró comprensivo con la decisión del jugador del Cádiz de no volver a ejercitarse por el coronavirus.

Moyano: "Entiendo el miedo de Fali y respeto la decisión que ha tomado"
REAL VALLADOLID

El Real Valladolid ha arrancado esta semana los entrenamientos enfocados a la reanudación de la Liga. Lo ha hecho rodeado de lo anómalo, como el resto de equipos, puesto que el protocolo marcado por la patronal es estricto. En opinión de Javi Moyano, "es raro desde que sales de casa con tu mascarilla y tus guantes, porque vas a entrenar en unas circunstancias hasta ahora desconocidas".

El capitán explicó en una entrevista en el canal de Youtube Club de Soccer cómo es el proceso previo a la salida al campo: "Tenemos que esperar turno en el coche para desinfectarnos. El horario estipulado es milimétrico, entramos por un circuito, dejamos el material, nos desinfectan, nos ponemos las botas y subimos al campo, donde tenemos que esperar a que llegue el último compañero del grupo de seis". Una vez están todos, se trabaja desde la distancia, "sin la cercanía del contacto" al que los jugadores están "acostumbrados".

El lateral cree haber llegado "mejor de lo que pensaba" a esta vuelta a los entrenamientos, aunque considera que "los primeros días cuestan". No obstante, el vestuario era "consciente" de que el retorno no les podía "pillar desprevenidos" y "ha habido cero relajación esperando la vuelta a los entrenamientos", a sabiendas de la importancia que tiene este tramo final, en el que los blanquivioletas tienen que materializar su permanencia.

Lo anómalo continua por la imposibilidad "de jugar amistosos" y por el hecho de que "el ritmo de competición es imposible asemejarlo a ningún entrenamiento". Ese ritmo "se irá cogiendo con el paso de los partidos", a los que el equipo tratará "de llegar en las mejores condiciones". "Intentaremos estar bien al principio para ver si somos capaces de sorprender a los rivales que quizá no hayan llegado en su mejor forma", recalcó Moyano.

El capitán considera que el Real Valladolid quizá tenga "un hándicap" al que enfrentarse, y es que no está "acostumbrado al ritmo de partidos" que va a haber, con uno cada tres días, lo que obliga a hacer un fuerte trabajo mental. No obstante, Moyano confía, porque "siempre que ha habido un parón, el equipo se ha reactivado bien". "Tenemos que confiar en nuestras posibilidades. La línea era buena y ahora hay que retomarla", incide.

La reinvención del capitán

Las reuniones que se han producido para las diversas negociaciones relacionadas con frenar el impacto económico de la pandemia mundial hicieron que Moyano, como capitán, tuviera que reinventarse para afrontarlas con garantías. "He pasado como un máster exprés de la vida. He hecho algo que nunca me había planteado para tener información y enfrentarme a reuniones en las que tenía que tener una base para defender a mis compañeros o a mi club", indicó el capitán.

Una de las situaciones propias de la crisis es el miedo que han tenido los futbolistas a contagiarse o a ser vector de contagio hacia los suyos, algo que ha ejemplificado principalmente Fali, jugador del Cádiz, a través de sus declaraciones y de su negativa a hacerse el test de detección y a volver a ejercitarse. "Por momentos he sentido temor por los míos, más que por mí. Entiendo que tenga miedo y respeto la decisión que ha tomado. Seguramente haya más gente que tiene ese miedo pero quizás no es tan valiente para manifestarlo de esa manera. Entendería que cualquier jugador se plantara y no quisiera jugar. El miedo es respetable", manifestó Moyano.

Durante todo este proceso, los futbolistas han estado acompañados de la sensibilidad de Ronaldo, que ha mostrado su preocupación por su estado en diferentes declaraciones públicas y de puertas para adentro. "Se preocupa porque estemos bien y no nos falte de nada. Eso al jugador le da mucha tranquilidad", analizó el capitán, que lo definió al mandatario como "un crack mundial como jugador que como presidente y como persona es aún mejor". Para terminar, Moyano recordó una anécdota que acaba de cumplir un año, su afirmación de que la salvación conseguida en Vallecas es "el logro que más había disfrutado".