OSASUNA

Tajonar, la cantera de España

Osasuna ha visto salir un infinito número de jóvenes valores en los últimos tiempos. Athletic, Barcelona y Villarreal se han aprovechado de ello.

Tajonar, la cantera de España
MIKEL SAIZ DIARIO AS

La ley dice que hasta los 16 años los futbolistas no pueden tener cláusula de rescisión, con lo que a los clubes de cantera, como Osasuna, no les queda más remedio que mimar todo lo posible a sus cachorros. Incluso siendo así, resulta complicado que muchos de ellos no se marchen a otros clubes, tal vez con mayores pretensiones económicas y futbolísticas. La cantera de Tajonar y el modo en que la gestiona Osasuna siempre ha sido un ejemplo. El rojillo es un club de cantera bien trabajada y el primer equipo se surte de ello. La filosofía del club es la apuesta por jugadores made in Tajonar, como se ha demostrado a lo largo de su historia. Es habitual que el entrenador de la primera plantilla, siempre en contacto con los de las categorías inferiores, les dé la oportunidad en cuanto le es posible, bien sea para entrenar o para jugar.

Posiblemente sea Osasuna el club más vapuleado en cuanto a salida de canteranos. Los grandes beneficiados; Athletic, Barcelona y Villarreal. Ya en 2005, Isma López y Javier Eraso salían de Osasuna. El primero comenzó su formación a los cinco años, como futbolista del colegio San Agustín de Pamplona. Posteriormente, ingresó en el fútbol base del club rojillo, hasta que, en junio de 2005, abandonó la disciplina rojilla para incorporarse a la cantera del Athletic Club. Este hecho provocó que la directiva de Osasuna rompiese las relaciones de forma oficial con el Athletic Eraso, quien también pertenecía a las categorías inferiores del club navarro, fichó ese mismo año por el club bilbaíno.

Sin irnos tan lejos en el tiempo, en los últimos 10 años han sido mucho los canteranos que han hecho las maletas para marcharse a otros clubes. En 2011, Arellano era fichado por el Barcelona y en 2012 era Iñaki Williams quien hacía las maletas para irse a Bilbao. Dio sus primeros pasos como futbolista en el Club Natación Pamplona, club convenido con Osasuna. En 2008 se incorporó al Pamplona, club convenido del Athletic, quien lo incorporó definitivamente en el verano de 2012. En 2013 era el propio hermano de Williams, Nico quien abandonaba Tajonar para recalar en Lezama. También lo hizo el central Matías Lizararzu, con el mismo destino, a sus 17 años quedó libre tras un litigio con Osasuna.

En 2014 el Athletic atacaba de nuevo al contratar al central infantil de Loic Pierre. Ese mismo año dejaba el club pamplonés Robert Navarro, con tan solo 11 años se marchó a La Masia, tras fichar por el Barça. 2015 resultó especialmente doloroso para Osasuna, ya que perdía a tres perlas de su cantera; Oihan Sancet, Nico Serrano y Jokin Ezkieta. El primero se marchó al Athletic; el segundo al Villarreal y de ahí, a Lezama; y el tercero al Barcelona.

En 2017 otros clubes ‘pescaban’ en Tajonar a Iker San Vicente, Jon García y Areso. El primero fue a parar al Barcelona, el segundo al Villarreal y el tercero al Athletic. Este último club se hacía en 2018 con el lateral derecho Hugo Rincón y el año pasado hacía lo propio con Miguel Barandalla, lateral izquierdo de tan solo 15 años. La historia no ha acabado todavía. Hace solo unos días, Osasuna perdía a otro canterano, Mario Gil. En este caso ha sido el Villarreal (el tercero en lustro que se va al club de un Fernando Roig que pone el grito en el cielo cuando se lo hacen a él) el que se ha hecho con el canterano rojillo, que en unos días cumplirá 15 años.