ESPANYOL | JAUME BARTRÉS

"Hacemos prevención, pero hay un riesgo altísimo de lesiones”

El preparador físico del Espanyol advierte de que “hay datos de precedentes en la Liga americana” y apunta a que una pretemporada idónea debería durar seis semanas.

0
"Hacemos prevención, pero hay un riesgo altísimo de lesiones”
Carlos Mira RCDE

No se anda por las ramas el preparador físico del Espanyol, acaso la persona del primer equipo que más trabajo ha tenido desde que se suspendió LaLiga. Primero, para adaptar los ejercicios en casa a cada futbolista, ocho de ellos contagiados de COVID-19. Y ahora, para disponer un progresivo retorno a la competición que ya avisa que puede resultar movido.

“Los primeros días los hemos enfocado a testar a los jugadores a nivel físico o médico”, explica Jaume Bartrés sobre unos entrenamientos individuales que se iniciaron este lunes en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. “En base a esto, programaremos el periodo que tengamos, ojalá que sean cuantos más semanas, mejor”. ¿Y cuántas serían las ideales? “Si lo comparamos con una pretemporada normal, que son seis semanas en las que se realizan partidos en que vas jugando 30, 45 ó 60 minutos, ahora afrontaremos partidos de 90 minutos y dos por semana. Por tanto, el periodo mínimo son las seis semanas”, asegura.

El tiempo idóneo de una pretemporada no es una cantidad al azar, sino para evitar las lesiones que un retorno apresurado de LaLiga puede causar. “A nuestro alcance tenemos los trabajos preventivos. Pero hay un riesgo altísimo, hay datos de precedentes en la Liga americana”, advierte el preparador físico perico, quien abunda: “Pero nos adaptaremos e intentaremos que los jugadores lleguen lo mejor posible a afrontar el reto de estos 11 partidos”.

La dificultad está en programar, porque no sabes exactamente cuándo va a empezar, y esto te dificulta”, lamenta Bartrés, “porque no hay precedentes, son dos meses de parón y con actividades inespecíficas como ir en bicicleta. Pero el resultado ha sido positivo”.

Matías Vargas, este martes, en la Ciudad Deportiva.

Por si esto fuera poco, están los jugadores que se recuperan tras superar el coronavirus. “Uno de ellos ha estado 20 días encerrado en su habitación, ha sido complicado”, desvela Batrés. “El chico ha puesto de su parte y dentro de lo que cabe ha llegado en buenas condiciones. Pero ha sido una tarea ardua, hemos tenido que ajustar las tareas a las sensaciones de cada uno”.

En ese sentido, el preparador parece satisfecho de que “los chicos se han adaptado a una situación nueva, a tener que entrenarse individualmente, en distintos espacios, franjas horarias, sin poderse cambiar… Pero son jóvenes y se han adaptado. Veremos cómo se va desarrollando las siguientes semanas”.

Y concluye: “A pesar de las dificultades, han llegado en un óptimo estado de forma. Estamos realizando test médicos y físicos, y estamos contentos. Ahora debemos ver la adaptación al fútbol, que es lo que vamos a intentar estas semanas”.