EIBAR

Arbilla entrenará el miércoles en Atxabalpe con sus compañeros

Se ausentó de la primera sesión y hará dos en Ipurua al margen del grupo. La presidenta del Eibar desvela que no hay positivos por coronavirus entre los futbolistas y técnicos

Arbilla entrenará el miércoles en Atxabalpe con sus compañeros
CHEMA DIAZ CHEMA DIAZ

Anaitz Arbilla, futbolista del Eibar, entrenará el miércoles en Atxabalpe, en Mondragón, con sus compañeros tras ausentarse de las dos primeras sesiones preparatorias (el sábado y el lunes) por motivos no aclarados.

Según fuentes oficiales del club guipuzcoano de Primera División, el defensa navarro se ejercitó el lunes en otro lugar diferente al resto de la plantilla, en Ipurua, mientras que el sábado recibió permiso para hacer el trabajo físico en su casa por motivos personales.

Ante la ausencia de Arbilla de los dos primeros entrenamientos de los azulgranas de cara a la reanudación de una liga que lleva dos meses paradas por el coronavirus, se especuló que tenía miedo a contagiarse, que quería proteger a su familia y que había pedido al entrenador, José Luis Mendilibar, quedarse en casa para no dañar a los suyos. Esta circunstancia fue desmentida el lunes por un portavoz del Eibar, aunque tampoco reveló los motivos para no ir al mismo lugar en que se ejercita el plantel.

La entidad eibarresa espera que Arbilla salte el miércoles al césped de Atxabalpe, tras estar el lunes trabajando en el gimnasio de Ipurua, todo ello según fuentes oficiales azulgranas. Según esta versión del club, Arbilla habría salido de su casa, donde ha estado confinado durante dos meses -como el resto de personas-, para ejercitarse en solitario en Ipurua.

Arbilla es uno de los capitanes del plantel eibarrés y uno de los futbolistas que más destaca por su entrega en el campo para defender los colores azulgranas. De eso no hay duda. Es un jugador veterano, comprometido con la entidad y querido por la afición, que tendrá sus motivos particulares para ausentarse del trabajo que están haciendo sus compañeros.

De momento, los futbolistas están en una fase 2 de la desescalada futbolística (en la fase 1 se sometieron a las pruebas para detectar el COVID-19), que sólo contempla entrenamientos individuales, en los que los jugadores no se juntan, deben mantener una distancia de seguridad, y siguen estrictas medidas de seguridad (llegan al trabajo ya cambiados para no usar el vestuario, con la mascarilla y guantes puestos), pera prevenir contagios del COVID-19, siguiendo el protocolo sanitario de LaLiga (Liga de Fútbol Profesional). Incluso, antes de entrar en las instalaciones deportivas, el personal de seguridad toma la temperatura a los deportistas con una 'pistola' (un termómetro de infrarrojos a distancia) para no tocarles, y si tuvieran fiebre deberían volverse a casa sin entrenar.

Ramis se recupera de su lesión

Otro jugador que no ha entrenado en Atxabalpe es Iván Ramis. En su caso, según fuentes oficiales del club, acudió al gimnasio de Ipurua tanto el sábado como el lunes.

Ramis se está recuperando de una operación a la que se sometió hace casi tres meses. El 19 de febrero, al capitán azulgrana se le realizó una artroscopia de la rodilla derecha para realizar una limpieza de adherencias internas que le impedían realizar su actividad profesional diaria.

Durante los dos últimos meses de confinamiento en su domicilio, el defensa central balear no ha podido ser tratado por los fisioterapeutas del equipo, lo cual le ha perjudicado de cara a su retorno a los campos de fútbol.

La presidenta confirma que no hay positivos

Amaia Gorostiza, presidenta del Eibar, confirmó que en el club no ha habido positivos entre los futbolistas y miembros del cuerpo técnico y médico que se han sometido a los test para detectar el coronavirus. Así, lo manifestó el lunes en una entrevista realizada en un informativo de La 1 (canal televisivo de RTVE).

La presidenta fue preguntada por el comunicado que publicaron los futbolistas y miembros del cuerpo técnico azulgranas, que reconocieron sentir "miedo" por su salud y la de sus familiares, a quienes podrían contagiar si se reanuda una competición en la que hay contacto físico entre los deportistas (sean compañeros o rivales). La máxima responsable del club destacó que "el comunicado de la plantilla se ha malinterpretado. Los jugadores y los técnicos quisieron mostrar su miedo. En ningún momento se han negado a entrenar o a competir", explicó.

Aunque el presidente de la patronal de clubes, Javier Tebas, ha anunciado que su intención es reanudar la liga dentro de un mes, el viernes 12 de junio, Amaia Gorostiza, indicó que "esa fecha no es inamovible. La Liga hay que concluirla y hay que hacer una vida pseudonormal, y para ello hay que entrenar", señaló.