REAL MADRID

El largo paréntesis del 'Kuncito'

En 2016, el Madrid fichó a la vez a Valverde y Sergio Díaz. Eran el futuro, pero la joya paraguaya no ha cuajado y volvió a su país. Con contrato hasta 2022, el club debe decidir sobre él...

Eran lo más excitante del mercado sudamericano entre los futbolistas menores de 18 años. Fede Valverde y Sergio Díaz, talento uruguayo y paraguayo, respectivamente. El Real Madrid los fichó en julio de 2016 casi de una tacada (cada uno de ellos costó cinco millones de euros) en una de las primeras operaciones sudamericanas de Juni Calafat (asistido por Ramón Martínez, gran conocedor del fútbol de aquella zona) y mientras el Pajarito vuela firme, la pequeña joya paraguaya está teniendo que reinventarse en su país. Una lesión grave de rodilla en Lugo y una cesión cuestionable en Brasil le han mantenido entre paréntesis aunque apenas tiene 22 años. Pese a todo Madrid no ha arrojado la toalla y le renovó el año pasado por una temporada más (hasta 2022)... ¿Qué ha pasado con el Kuncito, como le apodaban en Paraguay? ¿Por qué no ha cuajado aún?

"Su fichaje por el Real Madrid fue una de las noticias más impactantes en el fútbol paraguayo en los últimos años", recuerda Markos González, periodista paraguayo de Mundo Cerro, el programa de radio especializado en Cerro Porteño, la casa de Sergio y el club donde está ahora cedido por el Madrid. "Cuando se confirmó su cesión a Lugo, se sabía que era un proceso de al menos un año para después llegar al primer equipo de Zidane, pero al romperse por desgracia se supo que ya iba a ser muy difícil volver a retomar ese camino que estaba construyendo...", analiza para este periódico.  

Rebobinemos la cinta. Ese trayecto en el Madrid empezó en 2016 recién llegado del Cerro Porteño. Pretemporada con los mayores en Canadá y Estados Unidos. En el Castilla formó parte de una generación con nombres más que conocidos. Bajo la supervisión desde el banquillo de Solari, Sergio fue titular al lado de Valverde, Achraf, Mario Hermoso y Odegaard en una plantilla en la que actuaban también los hermanos Enzo y Luca Zidane. "Sergio venía de jugar la Libertadores y el Castilla y la Youth League se le quedaban muy pequeños", comenta una voz autorizada que vivió el tránsito del paraguayo por La Fábrica. Lo de la Libertadores es literal. Sus últimos partidos con Cerro fueron una eliminatoria contra Boca Juniors. De ahí a verse contra juveniles en Europa.

Sergio Díaz, con el Real Madrid en 2016 y actualmente en Cerro Porteño de Paraguay.

Sergio Díaz y el Madrid quisieron ver qué tal le iba en el fútbol profesional y la nave nodriza le mandó al Lugo, en Segunda, pagándole parte del sueldo. Nunca terminó de ganarse del todo a su técnico, Francisco, ni siquiera se apuntó un gol, y su aventura duró algo menos de tres meses. En noviembre de 2017, a los ocho minutos de entrar al terreno de juego contra el Numancia, quiso controlar un balón y su rodilla derecha fue en otra dirección. Hizo crac. "Rotura completa del ligamento cruzado anterior y rotura del menisco interno", anunció el parte médico del Madrid. Nunca volvió a Galicia y en Valdebebas se preparó para siete meses de larga, oscura y paciente recuperación.

Un año perdido en Brasil

Una lesión tan grave suele recomendar, una vez superada, la receta de un regreso tranquilo, en un ambiente propicio. Recuperar sensaciones. Sorprendentemente, Sergio Díaz terminó volviendo al fútbol... en Brasil. Nueva liga y un club desconocido para él, el poderoso Corinthians, que sólo asumió parte de su salario y lo hizo mirando muy de reojo a esa rodilla dañada. En el Timão, cuentan los que andaban alrededor del club en 2018, nunca tuvo una oportunidad. Un equipo que venía de ganar el Brasileirao y estaba en reconstrucción. "Cuando llegó aún no estaba bien del todo de la rodilla", recuerda Bruno Casucci, periodista de Globoesporte y especialista en el Corinthians. Jair Ventura, el técnico del conjunto paulista, sencillamente no le dio ni una oportunidad. "Fue una decisión de entrenador y, eso sí, Sergio nunca se quejó publicamente por no jugar". No hubo reproches aunque sólo le dieron cuatro partidos. "Fue un fichaje decepcionante", resume Casucci.

"A Sergio le favorece la edad para volver a Europa muy pronto, está recuperado de su lesión y ha retomado el nivel que tenía antes de ir al Madrid"

Markos González, periodista paraguayo de 'Mundo Cerro'

El Madrid tiene la posibilidad de repescarlo en julio...

Sergio Díaz tuvo que pensar cómo reconstruir su carrera. Alejado de las redes sociales, hizo un reset. Volvió a Cerro, a préstamo, y allí se atisba de nuevo a aquel Kuncito de hace cuatro años, veloz y vertiginoso. El Madrid está teniendo un ojo en su recuperación definitiva durante este retorno a Cerro. "Hasta que paró el fútbol, en marzo, se le estaba viendo que era capaz de marcar la diferencia, se le vio con potencia y mucha habilidad", comenta Markos González. "¿Volver al Madrid? Le favorece la edad y su capacidad futbolística para volver a Europa muy pronto, porque ha demostrado que está muy bien recuperado de su lesión y ha retomado el nivel que tenía antes de que lo vendieran al Madrid".

Sergio Díaz no está en los planes inmediatos de la entidad de Chamartín, pero la posibilidad técnicamente está ahí. Aunque su cesión en Cerro es hasta enero, por aquello de los diferentes calendarios entre Europa y Sudamérica, el Madrid podría repescarlo este verano si así lo considerara oportuno. Todo apunta a que se le dejará seguir en Paraguay manteniendo esas buenas sensaciones. A la espera de ver qué le depara el futuro, ha vivido un paso (o dos) hacia atrás con la esperanza de crecer. Como Valverde.