SPORTING

El tercer proyecto para devolver al equipo a Primera División

El presidente Javier Fernández, que cumple en junio cuatro años de mandato, busca con Javier Rico el éxito que no lograron Nico Rodríguez y Torrecilla

El tercer proyecto para devolver al equipo a Primera División

Javier Fernández cumplirá el próximo junio cuatro años como presidente del Sporting. Este empresario gijonés, de 55 años e hijo del máximo accionista de la SAD rojiblanca, está a punto de completar su cuarto mandato y esta semana ha puesto en marcha su tercer proyecto, encarnado en la figura de un nuevo director deportivo, Javier Rico.

Nico Rodríguez fue el primer hombre al que Fernández confió el cargo y del que prescindió tras el descenso a Segunda en busca de un hombre de prestigio y experiencia máxima en esta parcela. Miguel Torrecilla fue su gran apuesta, ahora fracasada también.

LaLiga SmartBank

Clasificación PTS PG PE PP
7Mirandés 42 9 15 7
8Sporting 41 11 8 12
9Alcorcón 41 9 14 8
Clasificación completa
Próximos partidos
Sporting - Málaga D-10/05 18:00
Extremadura UD - Sporting D-17/05 18:00
Sporting - Huesca D-24/05 18:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 9 de mayo de 2020

Javier Fernández ha tocado todos los palos, todas las filosofías, para este cargo. Incorporaciones a golpe de talonario se han mezclado con nuevos valores de la cantera. Sin embargo, los resultados deportivos no han llegado después de seis entrenadores y nada menos que casi medio centenar de futbolistas contratados, entre fichajes y cesiones.

Entre esos fichajes figuran los dos que más le han costado al Sporting en toda su historia. Uros Djudjevic llegó primero en una operación que se elevó por encima de los 2,5 millones de euros y esta temporada llegó Manu García, que elevó el listón del gasto en compra de un jugador hasta los 4,5 millones.

Y todo ello en un período también con los ingresos más altos en los 115 años de vida del Sporting. El nuevo contrato por derechos de televisión, las cifras más altas de abonados –por encima de 23.000-- y los traspasos más caros jamás realizados (Jorge Meré y Dani Martín) han alejado al menos a la sociedad de una causa de disolución.