REAL MADRID

Así fue la Copa de Europa ye-yé

El Real Madrid y Gento levantaron su sexto trofeo en 1966 tras ganar al Partizan en una épica remontada en el estadio de Heysel. Vasovic, Amancio y Serena fueron los goleadores

  • DIARIO AS

    Renovación lenta pero segura

    Poco a poco, Santiago Bernabéu iba renovando el equipo que había ganado cinco Copas de Europa consecutivas y había disputado otras dos finales más (derrotas ante el Benfica en 1962 y ante el Inter de Milán en 1964). Así, Grosso había suplido a Di Stéfano en el eje del ataque, Velázquez supliría a Puskás, y Sanchís a Pachín y De Felipe a Santamaría en la zaga...

    FOTO: (DIARIO AS)

    1 / 16

  • DIARIO AS

    "El equipo de la renovación"

    Gento, Puskás, Pachín y Santamaría eran el núcleo duro que imponía su veteranía en el vestuario y en el equipo. Muñoz irá introduciendo los cambios poco a poco y con la temporada ya en marcha. A esa transformación se le denominará "el equipo de la renovación" (Abajo posa el equipo que ganará la Liga en la campaña 1966-67). El primer gran impulso será en el partido de vuelta ante el Kilmarnock, en octavos de final. Jugarán once futbolistas todos españoles. Será la primera vez que ocurra en la historia de la Copa de Europa. Los blancos se impondrán 5-1...

    FOTO: (DIARIO AS)

    2 / 16

  • DIARIO AS

    Un comienzo nada prometedor...

    El primer sorteo deparó un potente emparejamiento para comenzar el torneo: el Madrid se mediría al Feyenoord, el campeón holandés. En un atestado De Kuip, con más de 62.000 espectadores, los holandeses remontarían un bonito gol de Puskás, que levantó el balón suavemente ante la salida del portero local Pieters Graafland. Los blancos perderían en el tramo final del encuentro, aunque protestaron enérgicamente el segundo gol del equipo de Rotterdam: un jugador empujó a Betancort, cuando éste se disponía a atrapar un balón aéreo, dejando el remate franco para el segundo gol local. Posteriormente se formó una trifulca tras una dura entrada de Miera sobre Moulijn, la estrella holandesa del momento. Puskás, incluso, golpeó a un aficionado que había saltado a por el jugador madridista.

    FOTO:

    3 / 16

  • El canto de cisne de Ferenc Puskás

    El canto de cisne de Ferenc Puskás

    El partido de vuelta ya arrancaba caliente por lo acontecido en el partido de ida, pero apenas tuvo historia: los blancos sentenciaron en una intensa primera parte, Puskás, con tres goles, y Grosso dejaron sentenciada la eliminatoria. En la segunda parte, Puskás, con un disparo de los suyos: un potente zurdazo cerraba el resultado: 5-0, con cuatro goles suyos. Fue la última gran noche de Puskás en la máxima competición europea de clubes. Aún jugaría el primer partido de la siguiente ronda, ante el Kilmarnock en tierras escocesas, pero su edad, 38 años, y su estado físico iban invitando a pensar en una pronta retirada…

    FOTO: (DIARIO AS)

    4 / 16

  • Real Madrid - Kilmarnock

    Once españoles ante el Kilmarnock

    El Kilmarnock escocés no era un rival a tener en cuenta: el resultado de la ida, un empate a dos tantos, dejaba casi sentenciada la eliminatoria. Pero un tanto de los escoceses enojó a Gento, que alertó a sus compañeros. La reacción tardó cuatro minutos en llegar, con goles de Grosso y Félix Ruiz, antes de que Grooso, Gento y Pirri liquidasen la eliminatoria. Fue la primera vez que Muñoz alineó un once compuesto únicamente por españoles: Betancort; Miera, De Felipe, Sanchis; Tejada, Zoco; Félix Ruiz, Pirri, Amancio, Grosso y Gento (en la imagen su gol),

    FOTO:

    5 / 16

  • Gento, Amancio y Zoco se sacaron la espina...

    Gento, Amancio y Zoco se sacaron la espina...

    El primer síntoma de que el gran Madrid comenzaba su declive vino en la campaña 1962-63. El Anderlecht belga le sorprendió en el Bernabéu al remontar un 2-0 en apenas seis minutos. Al final, el resultado señalaba empate a tres goles. La vuelta, con la presencia de los reyes Balduino y Fabiola, acabó con la eliminación blanca en primera ronda. En 1965, en cuartos de final, y tras caer en Bruselas por la mínima (1-0, gol de Van Himst), dos dobletes de Amancio y Gento en el coliseo de la Castellana sirvieron para que los madridistas se sacasen la espina de tres años antes...

    FOTO: (DIARIO AS)

    6 / 16

  • DIARIO AS

    Pirri se impuso a Martínez

    José Martínez era conocido con el sobrenombre de Pirri. Un mote que no le gustaba nada a Santiago Bernabéu, que ordenó que se le llamase Martínez. Pero la costumbre acabó por imponerse, y José Martínez ya es conocido para siempre como Pirri. Ante el Inter de Milán marcó el único gol que se vio en el Santiago Bernabéu. Jugador racial, con valor, carácter, inteligencia y disposición táctica, llegaba con facilidad al área. Batió a Sarti tras una serie de rechaces. El Madrid tumbaba al campeón de Europa...

    FOTO: (DIARIO AS)

    7 / 16

  • DIARIO AS

    La lesión de Betancort ante el Inter

    Antonio Betancort había sido uno de los pilares del Real Madrid tanto en Liga como en la Copa de Europa. Su inconmensurable partido ante el Anderlecht había elevado su nivel de popularidad en todo el continente. Pero ante el Inter le sobrevino una terrible desgracia: en el minuto 34 de partido, sufrió un tirón muscular del que recaería en la segunda parte. El meta canario aguantó todo el partido, pero no volvería a jugar en lo que restaba de temporada.

    FOTO: (DIARIO AS)

    8 / 16

  • DIARIO AS

    Y Amancio acalló San Siro...

    "Para eliminar al Inter hay que jugar como ellos, a la italiana, y el Madrid es capaz de ello", valoraba el entrenador madridista Miguel Muñoz antes del partido de vuelta en San Siro. Y el plan salió bien: fuerte en defensa y velocidad para armar contragolpes. En uno de ellos marcó Amancio el primer gol del encuentro a los 20 minutos de partido. Araquistáin estuvo a un alto nivel, aunque Facchetti estableció el empate a escasos diez minutos del final. El Madrid pasaba a la final: era su octava presencia en el partido decisivo.

    FOTO: (DIARIO AS)

    9 / 16

  • DIARIO AS

    Araquistáin frenó al Inter

    Jose Araquistáin había llegado al Madrid a comienzos de la década de los años 60. Ante el Inter de Milán tuvo su gran noche de gloria con la camiseta del Madrid: ya había jugado una final de Copa de Europa, ante el Benfica (derrota por 5-3). El exiguo marcador de los blancos invitaban a que el conjunto italiano, que era el vigente campeón de Europa, calentase el encuentro. Así lo hizo Helenio Herrera, pero enfrente se encontraron con este portero de San Sebastián, que fue creciendo conforme al desarrollo del partido, y sobre todo en el tramo final. Sería el guardameta de la final...

    FOTO: (DIARIO AS)

    10 / 16

  • DIARIO AS

    Un Real Madrid exclusivamente español en la final

    Miguel Muñoz, entrenador del Real Madrid, presentó en Bruselas un once formado exclusivamente por jugadores españoles: ha sido la única vez en las 16 finales de Copa de Europa/Champions que ha jugado el equipo blanco que ha sucedido. Aquel equipo lo formaban: Araquistáin, natural de Guipuzcoa; Pachín era cántabro; De Felipe, madrileño, Sanchis, valenciano; Pirri es ceutí, Zoco, navarro: esos seis jugadores forman la parte de arriba (de izquierda a derecha). Abajo, y en el mismo orden, aparecen: Serena, madrileño, Amancio, gallego. Grosso también era madrileño, como Velázquez. Gento, el capitán, era cántabro. Un once cien por cien español.

    FOTO: (DIARIO AS)

    11 / 16

  • DIARIO AS

    El Partizan se adelantó en el marcador...

    Pachín se dispone a recoger el balón del fondo de la portería de Araquistáin. El Partizan se ha adelantado en el marcador por medio de un formidable testarazo de Vasovic a la salida de un saque de esquina. Apenas se llevaban 10 minutos de la segunda parte y el partido se embolicaba...

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    12 / 16

  • DIARIO AS

    Amancio ejerció de Brujo

    Abdullah Gegic, técnico del conjunto yugoslavo, había hecho hincapié a su defensa en no caer en las imprevisibles fintas del gallego, jugador con un amplio abanico de recursos en el desborde, en el uno contra uno. En el minuto 70, Grosso recibió el balón, se giró y lo mandó en profundidad para Amancio. El gallego brujo encaró a un defensor, amagó la salida a un lado, salió por el otro y batió al gran Soskic justo cuando más lo necesitaba el equipo. Un tanto sobresaliente. El gol, decisivo, metió de nuevo en el partido al Real Madrid.

    FOTO: (DIARIO AS)

    13 / 16

  • DIARIO AS

    El derechazo de Serena tumbó al Partizan

    Soskic, meta del Partizan, observa el balón en el fondo de sus redes. El imponente derechazo de Fernando Serena acaba de dinamitar la final. Serena era un extremo madrileño, forjado en las categorías inferiores del Real Madrid, y que enseguida captó el ojo de Di Stéfano, que decía de él que "pasaba muy bien" el balón. Según explicó Santamaría: "Le pegó tan fuerte porque se le echaba encima un defensa y golpeo así para evitar la patada del rival".

    FOTO: (DIARIO AS)

    14 / 16

  • El Madrid ye-yé

    El Madrid ye-yé

    Félix Lázaro, redactor del diario ‘El Alcázar’ de PESA, propuso un curioso reportaje. Los Beatles mandaban en las listas musicales con sus largas melenas y se le ocurrió colocar estas pelucas a los jugadores. Así que subió un día de concentración al Arcipreste de Hita, el hotel donde se alojaban los jugadores, y lo hizo. Raimundo Saporta, se enteró y pidió al director del periódico, José Luis Cebrián Boné, que no se publicase hasta que concluyese la final, puesto que se realizó en fechas anteriores a ésta. En la imagen posan: Betancort, Grosso, De Felipe, Pirri, Sanchis y Velázquez. Gento, que estaba en la misma habitación, no quiso participar. El reportaje se tituló: “Así son los ye-yés del Real Madrid: perfecta camaradería, contagiosa alegría juvenil”. La imagen daría la vuelta al mundo tres días después de que los blancos alzasen su sexto título europeo…

    FOTO: (DIARIO AS)

    15 / 16

  • Gento, el único jugador que puede presumir de esta foto

    Gento, el único jugador que puede presumir de esta foto

    Paco Gento posa con sus seis Copas de Europa. Es el único jugador que puede presumir de tener esta fotografía. Han pasado 54 años desde entonces y nadie ha podido igualarle. Paolo Maldini logró ganar cinco títulos (1989, 1990, 1994, 2003 y 2007), y pudo haberle superado, pero perdió tres finales con el Milán (1993, 1995 y 2005). Cristiano Ronaldo suma también cinco títulos, y también ha estado en otra final que perdió con el Manchester United ante el Barcelona (2009). Podriía igualarle si la consigue con su actual equipo, la Juventus...

    FOTO: (DIARIO AS)

    16 / 16

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.