BARCELONA

La plantilla del Barça está a un 40-45% de su capacidad ideal

Teniendo en cuenta que los preparadores físicos se esperaban a los jugadores en torno al 30 o 35%, en el mejor de los casos, el horizonte se presenta ciertamente esperanzador.

Satisfacción absoluta en el cuerpo técnico del FC Barcelona tras conocer y constatar los resultados que arrojaron sus jugadores en el primer día de entrenamiento tras un parón de casi dos meses por culpa de la pandemia del coronavirus. Lo cierto es que los preparadores físicos habían preparado a los entrenadores para un escenario demoledor: las secuelas, tras casi ocho semanas de actividad muy limitada, dejaban un margen amplio para la incertidumbre. En el mejor los casos, se evaluaba que el jugador perdería entre un 65 a un 70% de sus condiciones óptimas para competir.

Sin embargo, parece que los jugadores han hecho los deberes durante el tiempo que ha durado el confinamiento y que las pautas que han seguido de trabajo han conseguido evitar un deterioro importante. As ha tenido acceso a algunos de los parámetros y resultados que se han obtenido de la plantilla tras los primeros días en la Ciutat Esportiva. Para empezar el peso sólo se ha incrementado de promedio entre 0,5 a 1.3 kilos (el límite estaba en los 2 kilos) así como el índice de grasa corporal ha aumentado de un 0,3 a un 0,7% -el listón estaba en un 1%-. Estos dos valores mesurables se obtuvieron ya en las pruebas realizadas el miércoles, aprovechando el test de PCR de LaLiga.

Durante el viernes los jugadores regresaron a la actividad de campo en una sesión individual que se alargó poco más de una hora. Enfundados en un chaleco con GPS, realizaron pruebas de velocidad, cambios de ritmo, ejercicios excéntricos e isómetricos y carrera continua, entre otros. Los primeros resultados reflejan que los jugadores se encuentran en un estado más que aceptable dadas las circunstancias: disminución resultado aeróbico (40%), pérdida de capacidad de esfuerzos repetidos (50%), pérdidas de propiedad del tendón (30%) y pérdidade fuerza y elasticidad muscular (45%).

Todos estos factores apuntan que la plantilla del Barcelona se encuentra actualmente entre el 40 al 45% de su capacidad ideal. Es decir, ha de recuperar todavía casi un 55% durante el próximo mes para poder competir con garantías. Teniendo en cuenta que los preparadores calculaban con resultados entorno al 30 o 35%, en el mejor de los casos, el horizonte se presenta ciertamente esperanzador. De hecho, el objetivo prioritario de esta fase de entrenamientos individuales es que la plantilla alcance como mínimo el 50% de su estado óptimo, antes de dar paso a las sesiones grupales reducidas.

Segundo entrenamiento tras el confinamiento

Como sucediera ayer viernes, se ejercitaron todos los jugadores del primer equipo menos Ousmane Dembélé, a quien el club dio la baja federativa por una lesión de larga duración y que, por lo tanto, no fue citado por LaLiga para pasar el test del coronavirus. El resto de futbolistas azulgranas superaron las pruebas con éxito.

En total, 18 futbolistas de la primera plantilla estuvieron en las instalaciones de Sant Joan Despí, además de los jugadores del filial Iñaki Peña, Ronald Araujo, Monchu Rodríguez, Riqui Puig, Álex Collado y Ansu Fati.

Siguiendo con el protocolo sanitario diseñado por LaLiga, los jugadores llegaron a la Ciudad Deportiva de forma escalonada ya cambiados, para no tener que compartir vestuario, y se repartieron en tres campos de entrenamiento, manteniendo en todo momento y de forma holgada la distancia interpersonal.