EIBAR

El Eibar femenino sube a Primera Iberdrola tras dos ascensos seguidos

Las futbolistas azulgranas iban segundas en una competición inacabada por el coronavirus, detrás de un filial que no puede ascender.

El Eibar femenino sube a Primera Iberdrola tras dos ascensos seguidos.

El equipo femenino del Eibar ha ascendido a la Primera Iberdrola, la máxima categoría, tras haberlo hecho oficial el viernes la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que ha dado por acabada la temporada 2019-2020 debido al coronavirus. Así, las azulgranas han logrado subir dos categorías en dos campañas seguidas, ya que en la campaña 2018-2019 estaban en Segunda División.

Aunque la competición está inacabada, el conjunto femenino del club guipuzcoano es uno de los dos (junto al Santa Teresa) que jugará en la primera división tras ascender en los despachos por decisión de la RFEF. En la máxima categoría, en la que hasta ahora competían 16 equipos, no habrá descensos, por lo que en el ejercicio próximo (2020-2021) habrá 18 conjuntos en la Primera División femenina.

El Eibar femenino jugaba en uno de los dos grupos (el Norte) del Reto Iberdrola (Primera División B femenina) en la actual temporada (2019-2020), en el que estaba clasificado en segunda posición, con 46 puntos, por detrás de un filial (Athletic Club B), 48 puntos, que no puede subir porque el primer equipo rojiblanco ya milita en la máxima categoría. En la jornada 22 (debían disputarse 30 partidos) iba por delante del Barcelona B (45 puntos) que al ser un filial tampoco podría haber subido por la misma razón, el Osasuna y el Alavés, que estaban empatados a 41 puntos.

Las mujeres dirigidas por el entrenador azulgrana, Iker Dorronsoro, han realizado un gran trabajo. Aunque empezaron perdiendo en el debut liguero ante el Osasuna, luego sólo han conocido en otra ocasión la derrota ante el Madrid CF Femenino B, en Unbe, el campo donde juegan habitualmente. Llevaban 11 encuentros sin perder (8 victorias y 3 empates) cuando se suspendió la liga en la jornada 22 por el COVID-19 a mediados de marzo.

Las azulgranas han cosechado 13 triunfos, 7 empates y 2 derrotas en 22 encuentros ligueros, en los que han marcado 37 goles y sólo han recibido 13 tantos. Son, con diferencia, las menos goleadas de su grupo, gracias al buen trabajo defensivo global de todas.

Las eibarresas han hecho historia y vuelven a la máxima categoría, en la que han jugado durante dos campañas (2009-2010 y 2010-2011).

Celebración virtual del ascenso por videoconferencia

El ascenso ha sido celebrado de forma virtual, con las jugadoras y los técnicos confinados en sus casas. Todas ellas se han conectado en una videoconferencia múltiple en la que han recibido la felicitación de la presidenta del Eibar, Amaia Gorostiza, que ha descorchado una botella de cava para celebrar el éxito.

"Habéis demostrado determinación, ilusión y valentía, habéis dado un paso enorme hacia adelante y habéis demostrado que con constancia y sacrificio se pueden alcanzar los sueños y los objetivos que nos marcamos", destacó Amaia Gorostiza, en declaraciones realizadas en la página web del club guipuzcoano.

"Es un paso enorme y cualitativamente va a ser muy diferente. Va a ser un reto que vais a tomar con muchísima ilusión. Lo que hay que hacer es trabajar muchísimo y muy duro porque no va a ser fácil, hay que trabajar para intentar que no sea la única temporada en Primera", señaló la presidenta.

"Disfrutad el momento que es histórico para el Eibar. Tener el primer equipo masculino y el femenino en Primera División es grandísimo para un club como nosotros. Estoy muy emocionada", indicó Gorostiza.

La presidenta azulgrana lamentó que el ascenso no se haya podido celebrar en un campo de fútbol y en las calles debido a la epidemia. "Me encantaría estar con vosotras para celebrarlo y abrazarnos, coger un camión o un autobús y recorrer las calles de Eibar y tener una grandísima fiesta. Llegará el momento en el que lo hagamos", anunció.

El entrenador del Eibar femenino, Iker Dorronsoro, agradeció a las futbolistas el trabajo que han desarrollado durante toda la temporada. "Cuando empezamos era todo nuevo, había muchas dudas. No fue fácil el inicio en la liga. En la jornada 12 y 13 estábamos muy lejos de los primeros puestos. Habéis demostrado mucho trabajo y mucha humildad para creer en lo que estábamos haciendo. Si no, no se consigue llegar donde hemos llegado", subrayó.

"Las casualidades no existen. Quiero daros las gracias porque habéis demostrado ser super humildes. En todo momento habéis creído en lo que estábamos haciendo en el cuerpo técnico. Hemos sido un equipo que sube por méritos propios y lo hemos ganado en el campo. Viendo la dinámica del equipo, estaba claro que lo íbamos a conseguir y creíamos que podíamos hasta ganar la liga. Ha pasado lo que ha pasado y el fútbol en estos momentos tiene que parar porque hay otras prioridades", señaló Iker Dorronsoro.

El Eibartarrak, precursor del fútbol femenino en Eibar

La sección femenina de la Sociedad Deportiva Eibar (SD Eibar) fue fundada en 2009, pero el fútbol femenino comenzó en la ciudad eibarresa mucho antes. En 1971 se disputó el primer partido amistoso de fútbol entre dos equipos de mujeres en el campo de Ipurúa, a pesar de que estaba prohibido durante la dictadura de Franco que las 'señoritas' jugaran al balompié (un pensamiento machista típico hace casi 50 años). Las eibarresas desafiaron la prohibición franquista y jugaron un duelo con carácter benéfico.

El Eibartarrak FT es el club eibarrés que más éxitos ha logrado en el fútbol femenino, que comenzó en 1991. Así, el Eibartarrak compitió en Liga Nacional Femenina (Primera División femenina) durante muchos años. El Eibartarrak fue subcampeón de la Copa de la Reina en la temporada 1998-1999, campeón de la Supercopa en 1999, y segundo en la liga en la campaña 2000-2001 (detrás del campeón Levante). Aunque en 2001 se creó la Superliga femenina, el Eibartarrak no pudo participar por motivos económicos al ser una entidad modesta.

En 2003 la Sociedad Deportiva Eibar (SD Eibar) se hizo cargo del equipo femenino del Eibartarrak FT, que comenzó a competir con los colores azulgranas y pasó a denominarse Eibar-Eibartarrak en el ejercicio 2003-2004.

En 2009 nace el Eibar femenino en la máxima categoría

En 2009 se produjo una modificación de la División de Honor Femenina (máxima categoría), ya que la LFP (Liga de Fútbol Profesional) invitó a algunos clubes con equipos masculinos profesionales a participar en la élite femenina, entre ellos el Eibar. La entidad eibarresa llegó a un acuerdo con las jugadores y conjuntos femeninos del Eibar-Eibartarrak, que se integraron en la estructura del club azulgrana a partir de la temporada 2009-2010, en la que las eibarresas jugaron en la máxima categoría.

El Eibar femenino de nuevo estuvo dos campañas en la primera división femenina (2009-2010 y 2010-2011) hasta que descendió a Segunda División, y luego a Liga Vasca. Al acabar el ejercicio 2014-2015, el 19 de abril de 2015, fue campeón de Liga Vasca y logró de nuevo subir a Segunda División, categoría en la se consolidó. El impulso que ha ido recibiendo el fútbol practicado por mujeres, permitió ver el primer encuentro del Eibar femenino en Ipurua, de carácter amistoso contra el Tacón madrileño en el ejercicio 2016-2017.

En la campaña 2018-2019, el Eibar acabó en tercera posición de la clasificación, detrás del líder Osasuna y el Alavés, en Segunda División (Grupo 2). Al acabar entre las tres primeras, las mujeres azulgranas lograron subir a una nueva categoría recién creada para la temporada actual (2019-2020), la Primera División B femenina.