SELECCIÓN ESPAÑOLA

Cracks del Siglo XXI: Morante, el 'Busquets' del Madrid

El mediocentro llegó el pasado mercado de invierno a Valdebebas procedente del Villarreal. Le comparan con Busquets por su buena colocación.

Cracks del Siglo XXI: Morante, el 'Busquets' del Madrid

Iván Morante (León, 2001) es desde hace años uno de los nombres que más suena en las categorías inferiores de la Selección española. También uno de esos jugadores que está apuntado en rojo en todas las agendas de los grandes clubes. Finalmente, fue el Real Madrid quien consiguió convencerle el pasado mercado de invierno, cuando aterrizó en Valdebebas para pasar a formar parte del Juvenil A de Poyatos

Morante comenzó a jugar al fútbol en un equipo de su ciudad, el Club Deportivo Ejido. Ahí despertó el interés del Villarreal, que lo fichó en edad Infantil aunque lo dejó un año cedido en la Cultural Leonesa para no separarle tan pronto de su familia. En la cantera castellonense brilló desde el primer momento.

Pronto comenzaron las comparaciones. Es un mediocentro zurdo, muy inteligente tácticamente y con una técnica exquisita para canalizar el juego de su equipo. Eso hizo que muchos vieran en él a un futbolista muy similar a Bruno Soriano y más tarde le compararon con Rodrigo Hernández. A nivel nacional, siempre se habló de él como el ‘nuevo Busquets’.

Esta última temporada no fue sencilla para él. Ascendió al filial del Villarreal, que juega en Segunda B, a pesar de estar aún en edad Juvenil. Lo hacía con las credenciales de haber sido una pieza fundamental en el histórico Juvenil del submarino amarillo que ganó la Liga y la Copa del Rey. Sin embargo, no tuvo muchos minutos en la categoría de bronce: sólo 106 minutos.

Con sólo un año y medio de contrato por delante y conscientes del descontento del jugador, en el Villarreal sabían que no podrían retenerlo. Además del Madrid, el City y el Barcelona también intentaron seducirle. El club blanco, aparte de convencer al futbolista, llamó también al Villarreal. Ambos clubes acordaron una cantidad por el traspaso y el jugador se incorporó el pasado mercado de invierno a la disciplina blanca. Su adaptación ha resultado rápida, porque ha sido siempre un fijo en las categorías inferiores de España y en el Juvenil A ha encontrado a amigos como Miguel Gutierrez o Armenteros. Ahora, el plan para él es que el curso que viene sea uno de los hombres importantes del Castilla…